JORNADA
Discriminación de género

Imprimir Enviar
lunes 13, febrero 2012

La igualdad de oportunidades es una base fundamental de democracia y es un derecho de todos. Cualquier discriminación es odiosa. La ley contra la discriminación y la propia Constitución Política del Estado, penalizan toda forma de segregación. El inciso II del Art. 14 de la CPE señala que "El Estado prohibe y sanciona toda forma de discriminación fundada en razón de sexo, color, edad, orientación sexual, identidad de género, origen, cultura, nacionalidad, ciudadanía, idioma, credo religioso, ideología... ", etc.

La comprensión de la igualdad para el ejercicio pleno de los derechos y la práctica de la ciudadanía, es esencial y de vital importancia, y debe ser motivo de explicación, fundamentación y orientación desde los primeros grados escolares, para evitar distorsiones ulteriores. Un caso que ha llamado poderosamente la atención y que como noticia ha dado la vuelta al mundo, es la violenta reacción de alumnos y padres de familia del "Colegio Nacional Bolívar" de Cochabamba, que se opusieron a la inscripción de diez mujeres en ese establecimiento del sistema de educación fiscal. La torpe actitud motivó la intervención de las autoridades que advirtieron que de persistir el clima de violencia y discriminación de género de parte de los padres de familia y los propios estudiantes varones en contra las señoritas estudiantes inscritas en ese colegio, el Ministerio de Educación, determinará su clausura, y los 500 alumnos de ese establecimiento serán reubicados en otras unidades.

Fueron suspendidas las labores en ese colegio por hoy, para dar paso a una evaluación de la situación, en procura de reorganizar al colegio que antes era solamente de varones, y preparar el ambiente para reanudar las clases. Si el martes se presentan situaciones de violencia o actos de discriminación, se suspenderán temporalmente las clases, y si continúa esta actitud de discriminación, el colegio será clausurado.

La conflictiva situación es producto de una mala orientación que ha exacerbado un "machismo" mal entendido en un colegio tradicionalmente de varones. A ello se ha sumado la desorientación de algunos padres de familia que no alcanzaran a comprender ni los derechos y obligaciones, menos los alcances del concepto de género. Quienes promovieron la actitud discriminadora, serán pasibles a la acción de la justicia, ya que el Ministerio de Educación considera que hechos de esta naturaleza no pueden quedar en la impunidad.

La UNESCO ha divulgado apreciaciones sobre el concepto de género, señalando que mientras el término "sexo" hace referencia a las diferencias biológicas entre hombres y mujeres, <> describe las funciones, derechos y responsabilidades establecidos por la sociedad y que las comunidades y sociedades consideran apropiados para hombres y mujeres. Cada cual ha nacido con su sexo, masculino o femenino, pero ser niñas, niños, mujeres y hombres es algo que se aprende en la familias y sociedades.

Al tratarse de una elaboración social, el género es un concepto muy difuso. No sólo cambia con el tiempo, sino también de una cultura a otra y entre los diversos grupos dentro de una misma cultura. Así pues, los papeles asignados en función del género, las desigualdades y los desequilibrios de poder no son un resultado "natural" de las diferencias biológicas, sino que vienen determinados por los sistemas y culturas en los que vivimos. Eso significa que podemos abordar estos papeles y contribuir a cambiarlos desafiando el status quo y persiguiendo un cambio social.

A pesar de los esfuerzos en los ámbitos locales, nacional e internacional, las mujeres y niñas siguen expuestas a la discriminación. La discriminación y las desigualdades basadas en el género vulneran los derechos humanos de mujeres y hombres y afectan al bienestar de todos los niños y las niñas. Si entendemos la discriminación de género, no sólo estaremos mejor preparados para ayudar a mujeres y niños a ver satisfechos sus derechos humanos, sino también para entender mejor otro tipo de desigualdades, como las que se basan en la edad, la raza o la clase social.

La discriminación de género adopta diversas formas, que afectan fundamentalmente los derechos humanos, como el derecho a estudiar. Un lamentable ejemplo, es el caso de Cochabamba, donde en un establecimiento educativo, se intentó impedir la inscripción de diez niñas y adolescentes, con una actitud machista violenta protagonizada por un grupo de estudiantes y padres de familia, que ahora serán pasibles a que la justicia intervenga, al haberse infringido normas expresas contra la discriminación.

Editorial
© 2001-2014 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487