JORNADA
El Día de la Tierra

Imprimir Enviar
Guido Pizarroso Durán
lunes 23, abril 2012

Bolivia puede ingresar en un déficit ecológico- si no lo está ya- debido a que se destruyen, anualmente, 300 mil hectáreas de bosques. En el Día de la Tierra, pocas autoridades se acordaron que nuestro país ha adquirido un compromiso y ha propuesto acciones concretas para la defensa del ecosistema. Ayer el planeta ha recordado, además el Día de la Madre Tierra propuesto por Bolivia a la ONU, con la idea de preserva el medio ambiente y aplicar medidas que frenen el calentamiento global.

Lamentablemente no se predica con el ejemplo y lo que ocurre en nuestro país es alarmante. Se ha perdido autoridad moral para hablar de los derechos de la madre tierra y de la defensa del medio ambiente.

El Día de la Tierra ha coincidido, desgraciadamente, con los aprestos para destruir el territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), cuyos habitantes preparan una nueva marcha en defensa de ese territorio. Además, poco se hace para evitar la deforestación mediante quemas para actividades agrícolas, siembra de coca y la tala indiscriminada de árboles por empresas madereras ilegales que operan de manera clandestina, según un informe oficial de la ONU, contenido en el estudio "Tras las huellas del Cambio Climático en Bolivia", que recoge datos y experiencias sobre los problemas del clima, el agua y la seguridad alimentaria.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2009 proclamó el Día de la Tierra para recordar al ser humano la obligación de preservar y respetar la riqueza natural con la que comparte el planeta. 192 países se sumaron a la ejecución de unas 22,000 acciones en el mundo para esta celebración. Asimismo, la ONU aprobó el año 2009 la propuesta presentada por el presidente de Bolivia, Evo Morales, para celebrar el Día de la Madre Tierra, que argumenta la necesidad de buscar "un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras... y la armonía con la naturaleza y la Tierra". Así mismo, proclama a la Tierra como nuestro hogar y que la expresión de Madre Tierra demuestra "la interdependencia existente entre los seres humanos, las demás especies vivas y el planeta que todos habitamos".

Pero el Día de la Tierra en nuestro país pasó casi inadvertido de no haberse realizado la proyección simultánea en la Cinemateca del documental sobre la Tierra y algunas acciones aisladas de ambientalistas y exposiciones en algunos municipios. Contrariamente, en los últimos días ha arreciado la campaña para atacar el TIPNIS y a los indígenas que defienden ese territorio. Inclusive mediante la agencia oficial de informaciones del gobierno se ha difundido una versión inexacta de un sobrevuelo que hizo junto al presidente Evo Morales un grupo de periodistas sobre la reserva en cuestión, generalizando una opinión supuestamente favorable a que se construya la carretera atravesando el corazón de ese territorio indígena.

Como si eso fuese poco, el Consejo Municipal de La Paz ha aprobado la Ley de Uso de Suelos Urbanos, que suprime los incentivos a las áreas verdes porque supuestamente sus objetivos no se cumplieron.

La proclamación por la ONU del 22 de abril como día Internacional de la Tierra, supuso el reconocimiento de que el planeta y sus ecosistemas nos proporcionan la vida y el sustento. Hace 20 años que se celebró en Río de Janeiro la primera Cumbre de la Tierra y en su declaración final se expone la responsabilidad de de promover la armonía con la naturaleza a fin de alcanzar un justo equilibrio entre las necesidades económicas, sociales y ambientales de las generaciones presentes y futuras.

En junio de este año se celebrará la segunda Cumbre de la Tierra Rio +20. Esta vez las discusiones se centrarán en torno a dos temas principales: cómo construir una economía verde para lograr el desarrollo sostenible y sacar a las personas de la pobreza y cómo mejorar la coordinación internacional para conseguir un desarrollo sostenible.

Opinión
© 2001-2014 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487