JORNADA
Una tragedia que no tiene fin

Imprimir Enviar
miércoles 29, noviembre 2017

La Fiscalía amplió por seis meses más la investigación de la tragedia aérea de un avión de la empresa LaMia que cayó durante un vuelo entre Bolivia y Colombia, hace un año, en el que murieron 71 personas, entre ellas jugadores del equipo de fútbol Chapecoense de Brasil. El fiscal Freddy Larrea informó que la comisión de fiscales anticorrupción tiene la tarea de hacer un análisis cuidadoso de nueva información sobre una serie de hechos que surgen de un peritaje sobre conversaciones entre los presuntos accionistas y empleados, lo que permitirá establecer responsabilidades.

En realidad ya toda esta investigación fue realizada por la Fiscalía del estado brasileño de Santa Catarina, que encontró indicios de que la aerolínea LaMia, no pertenece a los propietarios que figuran en el contrato.

El portal de noticias G1, da Globo, tuvo acceso a las investigaciones de la Fiscalía, en las que se apunta la presencia de la venezolana Loredana Albacete, responsable de una empresa que recibiría, a través de una cuenta en Hong Kong, el dinero por el pago correspondientes al vuelo entre Santa Cruz de la Sierra y la ciudad de Medellín, que terminó accidentado.

La fiscalía de Santa Cruz manejaba la información de que los dueños eran los bolivianos Miguel Quiroga (piloto del avión que falleció en el accidente) y Marco Antonio Rocha (prófugo), pero desde un comienzo salieron a luz versiones sobre el origen dudoso de la empresa que logró autorización en tiempo récord para operar en Bolivia. La nueva información podría impulsar un giro a las investigaciones y establecer los verdaderos vínculos políticos.

Recordemos que una funcionaria de la empresa aérea, Mirian Flores, informó a la comisión de fiscales que investiga el caso en Bolivia que el empresario venezolano Ricardo Albacete y una de sus hijas realizaron una inyección económica de 600 mil dólares a LaMia. Mientras tanto, la Fiscalía de Santa Catarina encontró documentos que muestran que en la negociación para el alquiler del avión participó Loredana Albacete, hija del ex senador venezolano Ricardo Albacete.

A un año del accidente del avión todavía perdura el impacto emocional ocasionado por el accidente en el que murieron 71 personas y sobrevivieron cinco. El hecho generó un alto grado de conmoción agravado por la tragedia que significa la muerte de gran parte del equipo de fútbol. Por ello cobra fuerza la demanda para que la justicia haga todos los esfuerzos para mitigar el dolor de los familiares de las víctimas y a asistir a los sobrevivientes, sin descuidar las investigaciones para esclarecer responsabilidades.

Un hecho que no se puede quedar sin esclarecer es la forma como la nave aparece como una compañía boliviana, y las circunstancias que rodean el establecimiento de esta empresa en el país. Una sórdida nebulosa rodea el origen de esta compañía apenas visualizada por algunos informes que aparecieron en los medios de comunicación de Brasil, Bolivia y Colombia, que deben ser esclarecidos, entre ellos, la relación de los aparentes responsables de la empresa con políticos venezolanos y bolivianos.

La creación de una compañía de aeronavegación en el país requiere del cumplimiento de una serie de normas legales, técnicas y operativas que tienen parámetros exigentes, y que las compañías bolivianas tardaron años en satisfacer. Por ello llama la atención que después de habérsele negado la operación en otros países, la "LaMia" de origen venezolano, consigue operar en Bolivia sin mucho obstáculo.

Después del trágico accidente aéreo, según periódicos cruceños, se reveló que la funcionaria de Aasana en Viru Viru, Celia Castedo Monasterio, hizo observaciones al documento presentado por el despachador de la empresa LaMia. Según la información, en las oficinas donde se revisan todos los planes de vuelo, la funcionaria de Aasana alertó sobre ciertos protocolos incumplidos. Lamentablemente la funcionaria fue perseguida y tuvo que alejarse del país, pero aportó a las investigaciones en Brasil. Lo cierto es que un manto de opacidad impidió hasta ahora el esclarecimiento de esta tragedia que no terminó con la muerte de tantas personas, sino que se prolonga por un año afectando a sus familiares.

Editorial
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487