JORNADA
Sin solución conflicto de salud

Imprimir Enviar
miércoles 3, enero 2018

El Gobierno y el Colegio Médico de Bolivia lograron un acuerdo preliminar durante las negociaciones efectuadas en el marco de un Consejo Nacional Extraordinario realizado en Cochabamba. El principio del compromiso suscrito por altas autoridades del Ejecutivo y dirigentes tanto de médicos como de otras instituciones relacionadas al campo de salud, frenaba la aplicación del nuevo Código Penal y permitía una revisión con participación de varios sectores afectados por la norma.

El documento contenía seis puntos que fueron consultados con las bases, quienes insistieron en que se debe abrogar el artículo 205, que a su criterio criminaliza su profesión, y se expresaron contrariados con que el preacuerdo no estipule esta condición. Determinaron no suspender el paro médico que lleva más de 41 días a nivel nacional.

Según las primeras explicaciones del representante de los médicos Aníbal Cruz y por el ministro de Gobierno, Carlos Romero, entre los alcances del preacuerdo se contemplaba la creación de una Ley General de Salud, un Instituto de Conciliación y Arbitraje y la abrogación de los Decretos Supremos 3091, 3092 y 3385.

En el preacuerdo se resaltaba el primer punto que señala que el "en el marco de la convocatoria realizada por el Presidente Evo Morales Ayma, a un Encuentro Nacional por la Salud y la Vida, se acoge la iniciativa de construir participativamente el nuevo sistema de salud y la Ley General de Salud, sobre la base de los principios constitucionales y las propuestas realizadas en gestiones anteriores respetando la seguridad social a corto plazo como establece el artículo 45 de la Constitución Política del Estado(CPE). Para lo que se establecerá una convocatoria y metodología consensuada".

Esta idea significaba una necesaria revisión del nuevo Código Penal con participación de los sectores afectados por la norma, y respetando la CPE. Asimismo, otro punto acordado señala que tanto "el Órgano Ejecutivo y el Órgano Legislativo se comprometen a analizar y realizar las revisiones pertinentes de los artículos 293 y 294 con la participación del sector salud y otros que pudieran sentirse afectados, quedando por tanto en suspenso o en cesación hasta su finalización satisfactoria y la aplicación de sus conclusiones en el ámbito correspondiente".

El preacuerdo también incluía el compromiso de abrogación de tres decretos supremos, que cuestionados por los médicos, deja en suspenso el artículo 205 y otros del nuevo Código Penal y establece un trabajo conjunto para realizar una cumbre nacional para construir un nuevo sistema de salud.

Tras dos días de negociación, primero en Santa Cruz y luego en Cochabamba, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, anunció en una conferencia de prensa los resultados de la negociación que, según el acuerdo, bajó a las bases de los médicos para su aprobación y firma definitiva del acuerdo.

Empero en asambleas regionales, los médicos y consejos departamentales de salud, de los nueve departamentos, decidieron rechazar el preacuerdo que firmaron el Gobierno con su dirigencia horas antes.

Con el rechazo al preacuerdo, las bases de los médicos determinaron mantener sus medidas de presión. Su paro indefinido cumplió más de 40 días.

Esta es la segunda vez que las bases de los médicos tumban un preacuerdo. A mediados de diciembre, sus dirigentes también firmaron un pacto con la ministra de Salud, Ariana Campero, pero en las consultas departamentales el mismo fue rechazado.

Nuevamente quedó postergada una conciliación de criterios que haga posible mejorar substancialmente la salud pública, con un mayor presupuesto, con dotación de ítems para médicos, especialistas y personal de apoyo; compra de equipos, dotación de medicamentos y, fundamentalmente, con la habilitación en todas las grandes ciudades de hospitales de tercer nivel dotados de todos los adelantos tecnológicos.

Editorial
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487