JORNADA
El cambio climático mata

Imprimir Enviar
Guido Pizarroso Durán
lunes 29, enero 2018

El cambio climático está elevando las temperaturas en casi todo el planeta, y en muchas partes hay situaciones de emergencia por las muertes que provocan el calor. Bolivia, no está libre estos radicales sucesos climáticos. En los dos últimos años se han registrado datos preocupantes. A fines del año 2017, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) declaró alerta naranja por temperaturas entre 35 y 40 grados en Santa Cruz, Beni, Pando y la región del Chaco. Y a nivel global, las temperaturas han movido a los organismos internacionales a extremar recursos de prevención.

Informes de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) y científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) colocan a 2017 entre los tres años más calurosos desde 1880, mientras que para la NASA, 2017 fue superado por 2016. La OMM señala que el año 2016 sigue manteniendo el récord mundial como el año más cálido en el conjunto de la Tierra desde que empezaron los registros modernos homologables, en 1880. Pero destaca que 2017 ha sido el año más cálido sin el fenómeno del Niño, que suele provocar un aumento de las temperaturas anuales mundiales.

Así, la temperatura media mundial en superficie en 2017 superó aproximadamente en 1,1 grados centígrados a la de la era preindustrial. Mientras, 2016 sigue siendo el más cálido, con 1,2ºC más que la era preindustrial y tanto 2015 como 2017 las temperaturas mundiales superaron en 1,1ºC las de los niveles preindustriales. "Estamos agotando nuestras opciones de cara al futuro. Respecto a las olas de calor, nuestras opciones se sitúan ahora entre las malas y las terribles", explica el autor principal de este estudio de la OMM, Camilo Mora.

El experto indica que las olas de calor están causando ya la muerte de miles de personas en todo el mundo y recuerda que los modelos de previsión sugieren que, «probablemente», esta situación se mantendrá en el futuro, aunque sostiene que «podría ser mucho peor si no se reducen las emisiones considerablemente».

Según la NASA, las temperaturas superficiales globales de la Tierra en 2017 han sido las segundas más cálidas desde 1880. Continuando con la tendencia de calentamiento a largo plazo del planeta, las temperaturas promedio en 2017 fueron 0,90 grados Celsius más cálidos que el promedio de 1951 a 1980, según los científicos del Instituto Goddard de Estudios Espaciales (GISS) de la NASA en Nueva York. Ese dato solo es superado por las temperaturas globales en 2016. En un análisis separado e independiente, los científicos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) concluyen que 2017 fue el tercer año más cálido en su historia.

En nuestro país las temperaturas en noviembre y diciembre fueron más elevadas, tanto en la zona oriental, como en los valles y hasta en las regiones altas. En el oriente y el Chaco llegó hasta los 40 grados centígrados. Otro fenómeno preocupante emergente del cambio climático son los vientos que cada vez alcanzan mayor fuerza y velocidad. Senamhi declaró alerta naranja por vientos moderados a fuertes, el pasado año, que afectaron sobre todo a municipios de Santa Cruz, con intensidades entre 60 a 90 kilómetros por hora.

En El Alto de La Paz se registran fuertes vientos que en varias oportunidades han arrancado tejados y desprendido letreros. En la sede de gobierno se nota también mayor recurrencia de vientos fuertes y remolinos. Las inundaciones, daños materiales y muerte de personas en diferentes regiones del país, es otra muestra del descontrol de la naturaleza como efecto del cambio climático.

Opinión
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487