JORNADA
Critican a oficialistas por dedicar altar de muertos a opositores

Imprimir Enviar
La Paz, (EFE)
viernes 3, noviembre 2017

La oposición boliviana condenó ayer el "uso político" que hicieron dos dirigentes oficialistas de las tradiciones ancestrales por haber dedicado un altar del Día de los Muertos a dos líderes opositores, que están vivos.

El Movimiento Demócrata Social (MDS) criticó en un comunicado que dos militantes del gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) hayan colocado en un típico altar dedicado a las almas de los difuntos la fotografía del alcalde opositor de la ciudad de Cochabamba (centro), José María Leyes, bajo la sigla Q.E.P.D.

Junto a la imagen de Leyes también fue colocada la del gerente de la empresa del agua de Cochabamba, Gamal Serhan, también opositor.

El miércoles, el diputado del MAS Ademar Valda, y el presidente de la empresa estatal Misicuni, Jorge Alvarado, instalaron ese altar tradicional para las fiestas de Todos Santos y Día de los Muertos para recibir, según la creencia, las almas de Leyes y Serhan.

Valda y Alvarado rezaron en quechua el Padre Nuestro y entonaron cánticos típicos para recibir a las almas de las dos personas.

Ambos justificaron lo hecho afirmando que los funcionarios aludidos "no hacen nada" por la ciudad y "parecen muertos".

"Esta actitud de las autoridades del Gobierno nos despierta una profunda preocupación", afirma el comunicado del MDS y señala que, además de una falta de respeto a las tradiciones, lo sucedido "trae a la memoria amenazas del oficialismo de la historia reciente".

El alcalde de Cochabamba escribió en su cuenta de Twitter que con estas acciones el MAS se burla de las tradiciones del país.

"La inmoralidad del MAS no tiene límites. Se burlan de nuestros difuntos, de nuestra cultura y de todo el pueblo boliviano", dijo Leyes.

El exmandatario boliviano Jorge Quiroga (2001-2002), por medio de su cuenta de Twitter, dijo al presidente Evo Morales que si le queda un "ápice de decencia" debe ordenar la suspensión de esos militantes "que se mofan de los difuntos y quieren asesinar a adversarios".

La creencia popular boliviana señala que cada 1 de noviembre al mediodía llegan los espíritus de los difuntos para visitar durante un día a sus familias, que les esperan con panes dulces, bebidas y comidas que les gustaba en vida, y se van el 2 de noviembre.

Bolivia
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487