JORNADA
Tillerson advierte a Latinoamérica de los "predadores" Rusia y China

Imprimir Enviar
Washington, (EFE)
viernes 2, febrero 2018

El jefe de la diplomacia estadounidense, Rex Tillerson, advirtió a Latinoamérica del avance de los "predadores" Rusia y China antes de iniciar su primera gira a la región justo al año de asumir su cargo.

"Latinoamérica no necesita nuevos poderes imperiales que solo buscan el beneficio propio", sentenció en un discurso en la Universidad de Texas en Austin, donde él se graduó como ingeniero, antes de partir a México para comenzar su viaje.

"Nuestra región debe estar en guardia contra los poderes lejanos que no reflejan nuestros valores fundamentales. Estados Unidos es un claro contraste a esto. No buscamos acuerdos a corto plazo con ganancias asimétricas. Nosotros buscamos socios", defendió.

Tillerson consideró "alarmante" la creciente presencia de Rusia en Latinoamérica por su apoyo a "los regímenes que no respetan los valores democráticos" con "venta de armas y equipamiento militar".

Aunque en ese punto no precisó a qué países se refería, a lo largo de todo su discurso señaló a Venezuela y a Cuba como las dos naciones que "ignoran el momento democrático en Latinoamérica".

"Sabemos que Rusia está vendiendo armas a regímenes hostiles que no comparten los mismos valores que el resto del hemisferio y los dos países sobre los que habló (Tillerson) en cuanto a esto son el régimen de (Nicolás) Maduro en Venezuela y Cuba", confirmó después a Efe Lydia Barraza, una portavoz del Departamento de Estado.

El jefe de la diplomacia estadounidense criticó duramente el avance de Rusia y China en la región y llamó a los países latinoamericanos a fortalecer sus Gobiernos e instituciones para "asegurar su soberanía frente a los potenciales actores predadores que están apareciendo en el hemisferio".

"Estados Unidos seguirá siendo el socio más estable, fuerte y duradero de Latinoamérica", sostuvo, tras cuestionar "a qué precio" hace China negocios en la región, con sus "prácticas de comercio injustas", y el apoyo ruso a los países "no democráticos".

De China dijo que "ofrece la apariencia de un camino atractivo al desarrollo", pero acaba implicando "ganancias a corto plazo y una larga dependencia".

"China es el mayor socio comercial de Brasil, Perú, Argentina y Chile, pero con sus prácticas injustas ha perjudicado a sectores como el manufacturero en estos países", argumentó.

"Hoy China se está estableciendo en América Latina. Usa su poder económico para poner a la región bajo su órbita, la pregunta es a qué precio", insistió.

Tillerson hizo estas advertencias en el discurso de presentación de su primera gira latinoamericana, que le llevará a México, Argentina, Perú, Colombia y Jamaica.

Como hizo el presidente Donald Trump el martes en su Discurso del Estado de la Unión, Tillerson situó a Venezuela y Cuba como los antagonistas y las excepciones en un continente "democrático".

Sobre Venezuela, reiteró que Estados Unidos continuará presionando a Maduro para "volver al proceso democrático que hizo de Venezuela un gran país en el pasado", al tiempo pidió de nuevo unas elecciones "abiertas y democráticas" a la mayor urgencia.

Además, subrayó que "la tragedia de Venezuela es que podría ser uno de los países más ricos del mundo y es uno de los más pobres".

Respecto a Cuba dijo: "el futuro de nuestra relación depende de Cuba".

Y reiteró que EE.UU. "continuará apoyando al pueblo cubano en su lucha por la libertad" Preguntado sobre el impacto de la crisis venezolana en Colombia, Tillerson consideró que "tiene el potencial de desestabilizar al país".

A Colombia lo describió como uno de los principales socios de EE.UU. en la región, pero señaló "retos" como que el cultivo de coca se ha disparado en los últimos años, tema que abordará cuando recale en Bogotá el próximo martes.

Para Tillerson, la "mayor amenaza" en el continente americano es el crimen organizado, un asunto que tratará en todo el viaje, comenzando por las reuniones que mantendrá su primera escala: México.

Su enfoque de relación con Latinoamérica se basa en tres pilares: crecimiento económico, seguridad y democracia.

En el primer aspecto, Tillerson destacó las reformas de apertura económica de Mauricio Macri en Argentina, al que verá el lunes.

Después de ese país visitará Perú, donde abordará entre otros temas el de la Cumbre de las Américas de Lima en abril: "Gobernabilidad democrática frente a la corrupción".

Estados Unidos aún no ha anunciado su delegación para la cita de jefes de Estado de la región, que se celebra cada tres años, pero ya ha dejado claro que, como esta gira y la anterior del vicepresidente Mike Pence el pasado agosto, lo principal será aumentar la presión a Venezuela para que "vuelva al orden democrático".

Mundo
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487