JORNADA
Miércoles 01, octubre 2014
Loading
Ejemplos de dictaduras y gobiernos democráticos

Imprimir Enviar
José Manuel Loza Oblitas
sábado 11, julio 2009

El hombre siempre ha buscado ejemplos de vida, que le sirvan como norte para su futuro y el de la humanidad en general, los mismos que, por el lado de las buenas costumbres, proceden de quienes han tenido una existencia ejemplar, adornada de virtudes, mientras que por las malas, se tiene de aquellos que han incurrido en acciones en contra de la sociedad.

En este contexto, en las últimas horas, políticos y otros ciudadanos, aprovechando la deportación del ex Ministro del Interior del Gobierno de Luis García Meza, Luis Arce Gómez, han querido mencionar este acontecimiento como una prevención a las autoridades del actual régimen, para que actúen dentro del marco de la Ley, si es que no quieren que les suceda lo mismo que al personaje mencionado.

Creemos que existe una abismal equivocación, en lo que se refiere a este tema, considerando el origen del gobierno de 1980 y los posteriores a 1982, cuando el pueblo recupera el sistema democrático y lo impone en su vida constitucional e institucional.

La gestión del primer año de la década de los 80, nació de un golpe de Estado a un gobierno débil, pero constitucional, por medio de un golpe militar que ascendió a una cúpula uniformada y civil al poder, la que, sin comprender que había concluido el ciclo de las dictaduras prohijadas por el país del Norte, contra la infiltración y la expansión del comunismo soviético, buscó reimplantar los regímenes que predominaron en los años 70.

Mientras que, en el tiempo en que el régimen del Doctor Hernán Siles Zuazo, asumió el mando de la Nación, casi todas las naciones latinoamericanas reasumieron la democracia, debiendo los gobiernos regirse a los mandatos de la Constitución Política del Estado y no a los caprichos de los eventuales inquilinos del Palacio Quemado.

Precisamente por salirse de este marco, algunos administradores del Estado, se encuentran enfrentando la acción de la justicia, pues es a ésta a la que corresponde enjuiciarles por sus atentados en contra del Estado, ya sean económicos, contra los derechos humanos, etc.

O sea que el ejemplo no sirve, pero si debería servir para que se realice una profunda reflexión sobre el significado de los gobiernos dictatoriales, y sus consecuencias, para lo que no tenemos que recurrir sólo a los libros de historia, sino que tenemos ejemplos palpables y recientes, que nos hicieron revivir la llegada de ese ex Ministro, ahora alojado en el penal de Chonchocoro, con una pena de 30 años de cárcel.

Lo sucedido en Honduras, con un golpe de Estado civil militar, que rompe la tradición democrática y pone en peligro las libertades conseguidas, tenemos un ejemplo de lo que puede suceder en el resto de Latinoamérica, es decir el retorno a los sistemas que ahora repudiamos, pero que antes de ahora eran alabados por muchos bolivianos e, incluso, por el propio Departamento de Estado.

Los bolivianos, con el ejemplo del pasado año, con los levantamientos, la cuasi insurrección de grupos cívicos y políticos, la contratación de bandas de terroristas para una acción separatista de nuestra Nación, ya tenemos otro ejemplo de los intentos de retorno a ese pasado, que ayer fue rechazado por muchos ciudadanos.

No solamente debemos mirar, observar y declarar, sino que debemos practicar con nuestra acción y nuestro comportamiento, el ejemplo de nuestra adhesión plena y patriótica al sistema democrático, sin poner explosivos en su base, como sucede en el país centroamericano actualmente.

Opinión
© 2001-2014 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487