JORNADA
Miércoles 13, diciembre 2017
Loading
Contrabando de oro peruano afecta a productores nacionales

Imprimir Enviar
jueves 3, mayo 2012

La producción de oro en nuestro país, se basa fundamentalmente en las cooperativas mineras de ese rubro, las que trabajan en el norte del departamento de La Paz, así como en diversas provincias del mismo, y en otras regiones, como en el Beni, Cochabamba y Santa Cruz.

En este momento todas ellas esperan la promulgación de un decreto, por medio del cual se reglamente la Ley de Comercialización del Oro para ese sector, por cuanto el actual régimen emitió una disposición pero para las empresas estatales, las que deben vender ese rico metal al Banco Central, destinado a incrementar las reservas internacionales.

Mientras tanto, existe incertidumbre, por cuanto no se ha contemplado aún a la Central de Comercialización Minera de las cooperativas (Comermin), para que esta organización se encuentre con el respaldo legal suficiente para operar en el acopio del oro, tal como se señala en la Ley mencionada, esperándose que sea el Presidente del Estado Plurinacional el que instruya la pronta reglamentación requerida, pese a que la misma debía estar contemplada en la que se promulgó sólo para las estatales.

Hasta que las autoridades adopten los pasos necesarios, en los últimos días se ha producido un fenómeno que no esperaban los cooperativistas nacionales, los que se han visto impedidos para vender su mineral a las comercializadoras, no por acción gubernamental, sino porque las mismas carecen de dinero para adquirirlo, ocasionando graves perjuicios a los productores.

El problema surge del contrabando de oro del Perú hacia Bolivia, en cantidades importantes, inundando el mercado nacional, descapitalizando a las comercializadoras, las que han preferido un negocio para ellas, por cuanto, seguramente, el acopio de ese metal precioso producto del contrabando les retribuye mayores ganancias.

El ingreso del oro peruano se debe al incremento en las regalías que ha dispuesto el gobierno del país vecino, que llega aproximadamente a un 18 por ciento, lo que ha inducido a los productores y acopiadores de esa Nación a acudir al mercado boliviano.

Creemos que esta es una irregularidad que merece la intervención gubernamental, por cuanto se está afectando en forma muy profunda a los productores locales, los que ya no cuentan con recursos económicos para la compra de explosivos, carburantes y otros insumos.

Asimismo se ven en manos de la especulación, ya que algunos compradores ya no se sujetan a la cotización del oro en el mercado internacional para sus operaciones, sino que adquieren a las cooperativas a menores precios, lo que, seguramente, lo hacen con los peruanos.

De todas maneras, Bolivia enfrenta el contrabando de oro vecino, sin que, hasta el momento, las autoridades hayan adoptado las medidas necesarias, lo que podría perjudicar, incluso, al proyecto destinado a incrementar nuestras reservas internacionales, si es que no se reglamenta, primero, la comercialización para las cooperativas, y luego se adoptan las medidas adecuadas para combatir el contrabando y la especulación.

Editorial
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487