JORNADA
Jueves 23, noviembre 2017
Loading
¿En subasta campos petroleros?

Imprimir Enviar
martes 7, noviembre 2017

El gobierno anunció su intención de programar ocho mil millones de dólares en inversiones para el próximo año, para lo cual ha decidido aplicar una serie de medidas que pueden calificarse como alejadas de la política estatista de la actual administración, ya que después de criticar duramente a las transnacionales y al capital internacional, decido invitar a las más grandes empresas internacionales a invertir en el país. "La necesidad tiene cara de hereje" señala una sentencia popular, que parece confirmar el viraje del Gobierno frente a la caída del crecimiento, aumento del desempleo, baja de los ingresos del Estado e ineficiencia estatal, y opta por medidas que fueron reprobadas en los últimos once años.

Efectivamente, el Gobierno está ofreciendo en subasta cerca de cien campos de hidrocarburos a las transnacionales, con el objetivo que de que inviertan en Bolivia, ya que a la baja de las pocas inversiones del año pasado, ahora se suma otra caída en el presente año de un 26.1% según datos oficiales. Pero ya en anteriores oportunidades se efectuaron intentos por atraer inversiones petroleras sin una respuesta efectiva.

Ahora se intenta una nueva vía mediante el Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG), que deliberará en Bolivia por primera vez, y que buscará como políticas generales defender el precio internacional del gas natural.

En el encuentro participarán varios presidentes y ministros de los países que exportan gas en el mundo. El FPEG, además, reunirá a los secretarios y presidentes de las organizaciones de energía de los cinco continentes y los principales ejecutivos de las empresas petroleras más importantes en el mundo como Gazprom, Shell, Repsol, Total, Petrobras, YPF Argentina, Pluspetrol y otras.

La reunión se realizará entre el 21 y 24 de noviembre en la ciudad de Santa Cruz y en esta ocasión se promoverá una subasta de unas cien áreas y campos de hidrocarburos, como medida para atraer inversión extranjera e iniciar tareas de exploración. El Ministro de Hidrocarburos expresó su esperanza de "atraer miles de millones de dólares en inversión".

Algo que el gobierno no alcanza a comprender son las causas por las que durante los once últimos años han sido tan mezquinas las inversiones extranjeras en Bolivia, mientras miles de millones de dólares fluyen por los países vecinos. Se estima que este año la Inversión Extranjera Directa (EID) en Latinoamérica será de más de 167 mil millones de dólares, de los cuales a nuestro país no llegará ni siquiera el uno por ciento.

En el último informe anual de la CEPAL se presentan y analizan las principales tendencias de la inversión extranjera directa (IED) en los países de América Latina y el Caribe. La edición de 2017 muestra a la región en una difícil coyuntura. Las entradas de IED disminuyeron un 7,9% en 2016, a 167.043 millones de dólares, cifra que representa una caída acumulada del 17,0% con respecto al nivel máximo de 2011. La caída de los precios de las materias primas continúa afectando a las inversiones que buscan recursos naturales, el lento crecimiento de la actividad económica en varias economías ha frenado la llegada de capitales en búsqueda de mercados y el escenario global de sofisticación tecnológica y expansión de la economía digital tiende a una concentración de las inversiones transnacionales en las economías desarrolladas.

Cuando se les pregunta a los grandes capitalistas porque no invierten en un país con recursos naturales comprobados como minerales, hidrocarburos y otros, la respuesta es la misma: necesitan seguridad jurídica, paz social y estabilidad política; posibilidades de exportar sus ganancias, y condiciones fiscales que hagan posible un justo equilibrio. Bolivia ¿puede ofrecer esas condiciones a las reiteradamente desairadas transnacionales?

Editorial
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487