JORNADA
Domingo 18, febrero 2018
Loading
Se debe evitar confrontaciones

Imprimir Enviar
viernes 2, febrero 2018

El 21 de este mes, se recordarán dos años del referéndum en el que la ciudadanía se pronunció en contra de la reforma del artículo 168 de la Constitución Política del Estado, cambio alentado por el oficialismo para que los primeros mandatarios pudieran optar por una tercera reelección en los comicios generales que se llevarán a cabo el año 2019.

Este mandato, sin embargo, fue desconocido por el Tribunal Constitucional, ante un recurso de inconstitucionalidad abstracta de los parlamentarios oficialistas, quienes arguyendo los derechos humanos y políticos del Jefe de Estado, a tiempo de demandar la inconstitucionalidad de 5 artículos de la Ley Electoral, plantearon la inhabilitación del artículo 168 de la Carta Magna.

El oficialismo afirma que se respetó el resultado del referéndum y no se modificó la Constitución. Sin embargo con la resolución del Tribunal se la anuló. La disposición expresa claramente que solamente existe una sola reelección para los Mandatarios. Ahora con la disposición judicial la reelección es indefinida.

Esta situación, que supone el desconocimiento de los resultados del referéndum y del mandato del pueblo, ha originado protestas en todo el país, por medio de pronunciamientos, movilizaciones y marchas, liderizadas por plataformas ciudadanas y comités cívicos, además de solicitar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos la aclaración sobre el artículo 23 de la Convención de San José de Costa Rica, así como la denuncia ante ese organismo de la Asamblea de Derechos Humanos y los ex defensores del pueblo de Bolivia, sobre la violación de los derechos humanos de más de 2 millones de bolivianos, al desconocer su voluntad expresada en las urnas.

Bajo este ambiente, los comités cívicos, a nivel nacional, además de organizaciones ciudadanas y sociales, han decretado un paro de actividades movilizado para el 21 de este mes, protestando por la acción gubernamental, de pretender violar el mandato popular y la Carta Magna, exigiendo el respeto a los resultados del referéndum.

Por su parte, las organizaciones sociales adherentes al gobierno, así como el partido oficialista, han convocado para la misma fecha, a concentraciones y marchas destinadas a apoyar la reelección de su jefe y rechazar los resultados del referéndum, que los considera como producto de "una mentira".

Es lamentable que se haya optado por ese camino, en una especie de enfrentamiento entre bolivianos que puede derivar en confrontaciones, frente a un pronunciamiento pacífico pero firme, con la acción de masas.

Debemos estar conscientes que el lograr una presencia mayor o menor en esta pulseta de ninguna manera soluciona el problema y dilucida la interpretación constitucional sobre la decisión del Tribunal Constitucional.

Creemos que el régimen está obligado a resguardar la seguridad ciudadana y en este cometido debería evitar una posible confrontación y no alentarla, como se interpretaría por las declaraciones oficialistas y las mismas convocatorias.

Editorial
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487