JORNADA
Martes 23, mayo 2017
Loading
Planta de energía nuclear de dudosa utilidad para Bolivia
En lugar de invertir 2.000 mil millones de dólares para instalar una Planta de Energía Nuclear en La Paz será mejor invertir en el Complejo Siderúrgico de El Mutún, porque si no las industrias bolivianas de la construcción y metal mecánica seguirán importando del Brasil: clavos, tornillos, perfiles, planchas de fierro y aleaciones para construir edificios y artefactos metálicos pagando altos precios, señala el Dr. Saul Escalera, PhD en Ingeniería Química.

Imprimir Enviar
Redacción JORNADA
lunes 14, septiembre 2015
JornadaNet
Internet
Ante el anuncio de un centro de investigación nuclear en Mallasilla, el Dr. Saul J. Escalera, especializado en Ingeniería Química de USA, Investigador Senior del Centro Tecnológico de Minas Gerais en Brasil (1974-1976) desarrollando proyectos de fierro y acero, Senior de la Sherex Chemical Co, USA donde ha obtenido la: U.S. Patent Nº 4.325.821, y la U.S. Patent Nº 4.337.149, y actualmente Profesor Emérito de la UMSS y consultor en Procesos Industriales, entrevistado por JORNADA manifestó:

P.- Es posible instalar un centro de investigación energía nuclear en La Paz, sin afectar otros rubros de material estratégico económico?

R.- En octubre del año pasado el presidente Evo Morales anunció que el año 2025 se instalará un complejo de energía nuclear en La Paz, con una inversión de más de 2.000 millones de dólares (MM$us). En esa ocasión el Ministerio de Energía señaló que el plan nuclear boliviano se aplicaría en cinco ámbitos: 1. Un ciclotrón para diagnósticos médicos. 2. Un radiador gama para esterilizar alimentos, mejorar semillas y aumentar la productividad. 3. Una central nuclear para generar energía eléctrica. 4. Cuantificar la presencia de uranio y torio en el país. 5. Un reactor con fines investigativos (UCOM 18. 02.2015). Tal es la importancia que el Gobierno Nacional da a este proyecto, que en el programa de gobierno 2015–2020 ya está planteada la construcción del reactor nuclear y es uno de los grandes proyectos de la Agenda Patriótica 2025.

Recientemente el Presidente ha anunciado que firmará un acuerdo con Rusia para desarrollar Energía Nuclear en Bolivia en base a la propuesta del presidente de Rusia Vladimir Putin que ofreció a Bolivia un plan integral para el desarrollo de energía nuclear con fines pacíficos. La propuesta fue hecha el año pasado en un encuentro que Putin sostuvo con el mandatario Evo Morales en Brasil.

Por su parte, el Ing. Luis Alberto Sánchez del MEH informó que se firmará un convenio de cooperación con la Corporación Nuclear Rusa, Rosatom, para el desarrollo de energía nuclear hasta el año 2025. Para institucionalizar el proyecto este año el Gobierno Nacional ha dispuesto $us 1,7 millones como inversión inicial.

P.- Por qué sería mejor un complejo siderúrgico y dónde?

R.- En lugar de invertir dinero en una Planta de Energía Nuclear –un emprendimiento de dudosa utilidad para los bolivianos–, será mejor invertir en el Complejo Siderúrgico Mutún, porque si no hacemos esto las industrias bolivianas –especialmente construcción y metal mecánica–, seguirán importando desde Brasil clavos, tornillos, perfiles, planchas de fierro y aleaciones para construir edificios y artefactos metálicos, pagando altos precios; en efecto actualmente un kilogramo de clavos cuesta $us 2,0/kg, mientras que en Brasil sólo cuesta $us 0,60/kg. Al respecto, un estudio de pre-factibilidad del complejo siderúrgico El Mutún ha demostrado que el precio en planta del fierro producido será de $us 0,80/kg. Además, el estudio ha calculado que el complejo siderúrgico de El Mutun generará 5.000 empleos directos para los bolivianos.

P-. Cómo se obtiene energía nuclear?

R.- Este tipo de energía es obtenido de una reacción en cadena del uranio enriquecido (U235) obtenido a partir del mineral pechblenda que contiene 80% de óxido de uranio (UO2). En Bolivia este mineral existe en forma de uraninita pobre (promedio de 0,8% UO2) en pocos parajes, como en el cerro Manomo de Santa Cruz, en stocks volcánicos de Los Frailes de Sevaruyo en Oruro y en el terciario de Los Lipez, desde Corocoro hasta Pululus [Rivas & Ahlfeld, 1998]. Aun cuando se descubran grandes reservas, el uranio tendría que ser enriquecido, lo que está fuera del alcance de la tecnología local; por lo tanto para hacer factible su proyecto de energía nuclear Bolivia tendrá que importar alrededor de 180 toneladas/año de uranio enriquecido de otros países como Francia, Rusia o Argentina.

P.- Tendría algún riesgo esa clase de instalación en centros poblados?

R.- El enriquecimiento del uranio es muy complicado porque se requiere de procesos químicos complejos que sólo pocos países de mundo tienen experiencia demostrada. Además, un reactor nuclear es difícil de manejar por lo que debe ser diseñado y construido con alta tecnología que exige un estricto y complicado protocolo de seguridad ambiental para evitar el descontrol de la operación de un reactor que puede producir catástrofes como en Three Mile Island de USA, Chernobil de Ucrania y Fukushima del Japón. Los puestos de trabajo en un reactor nuclear son muy pocos (menos de 200) porque se requiere de profesionales altamente especializados en el rubro de la energía nuclear que Bolivia no tiene y tendría que contratarlos en el extranjero.

Además, Bolivia posee abundancia de fuentes alternativas de energía, renovables y no renovables, tales como hidroeléctrica, termoeléctrica y eólica, para no tener que recurrir a la energía nuclear en busca de seguridad energética para el país.

En resumen, desarrollar energía nuclear en Bolivia solo para entrar en el exclusivo "club nuclear atómico" del mundo no nos parece la mejor inversión para el país, porque ese dinero puede ser utilizado con mayor éxito en otro rubro industrial –como la siderurgia de El Mutún–, que es más urgente para el desarrollo industrial del país y tiene mejores perspectivas de éxito a corto plazo, tal como explicamos a continuación.

Complejo Siderúrgico de El Mutún

Actualmente, este proyecto está estancado por falta de financiamiento, porque el Gobierno Nacional no quiere invertir los $us 2.000 millones que son requeridos para construir las 5 plantas que conformarán el complejo: (a) beneficio del mineral de fierro para producir concentrados de 65% Fe, utilizando el proceso de flotación con aminas primarias (C12 – C18) que se han de producir a partir del amoniaco del complejo petroquímico en Bulo-Bulo; (b) pelletización del concentrado fino de fierro utilizando carbonato de calcio como aglomerante; (c) producción de hierro esponja por el proceso de reducción directa (DRI) del oxido de fierro utilizando metano reformado (gas de síntesis) a partir del gas natural; (d) conversión del fierro en acero en horno eléctrico de arco para producir 500.000 TM acero/año, cantidad suficiente para satisfacer el mercado interno y excedente para exportación en condiciones competitivas; (e) planta termoeléctrica de 500 MW. La cantidad de gas natural que el complejo siderúrgico requerirá, tanto para el proceso DRI como para la planta termoeléctrica es de 11,5 MMmcd, que deberá ser suministrado por YPFB.

P.- Con qué expertos en siderurgia se cuenta?

R.- Existen expertos bolivianos para desarrollar el complejo de El Mutún. Las tecnologías que serán utilizadas para hacer funcionar 3 de las plantas del Complejo Mutún son de conocimiento de los ingenieros y técnicos bolivianos. En efecto, la explotación del mineral hematita de El Mutún, seguida de la trituración primaria y la molienda del mineral, son muy conocidas por técnicos de la Comibol. El proceso de flotación inversa con colector (amina primaria) y espumante (MIBC) para producir concentrados de 65% Fe, es muy conocido por los técnicos bolivianos de las plantas de Catavi, Colquiri, Huanuni y otras. Sólo para el proceso de Reducción Directa del Fierro (DRI) se requiere contratar a una firma de ingeniería especializada en la tecnología Midrex para que realice el IPC (Ingeniería, Procura y Construcción) y entregue a la ESM la planta llave en mano.

P.- Cuál sería el financiamiento del Complejo Siderúrgico de El Mutún?

R.- El costo estimado por la ESM para la implementación del Complejo Siderúrgico de El Mutún es de $us 2.500 MM, suma que bien puede ser financiado por el BCB de Bolivia. Sin embargo, se conoce que el Gobierno Nacional está en busca de financiadores externos y actualmente está en tratativas con el Gobierno de China para financiar el complejo de El Mutún. Recientemente, el Gobierno de China confirmó al Gobierno boliviano la entrega de un crédito de $us 500 millones para ejecutar proyectos en la Empresa Siderúrgica de El Mutún (ESM), del departamento de Santa Cruz, informó el embajador de la República Popular China en Bolivia, Wu Yuanshan, y afirmó que se suscribirá otros acuerdos entre ambos países. Si los bolivianos decidimos cancelar el proyecto de Energía Nuclear tendremos los $us 2.000 MM requeridos para implementar el Complejo Siderúrgico de El Mutún.

"En Resumen. Es encomiable la determinación que tiene Evo Morales para seguir adelante con el proyecto de energía nuclear de dudosa utilidad para los bolivianos, pero es deplorable su falta de voluntad política para desarrollar la siderurgia en El Mutún, lo que vendrá a ser "la madre de todas las industrias del país", que permitirá a Bolivia su desarrollo industrial con paso seguro a corto plazo y convertirse en exportador de fierro fundido y aceros especiales para todo el mundo. Finalmente, el presidente Morales está mal asesorado".

Bolivia
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487