JORNADA
Martes 27, junio 2017
Loading
Biólogo marino de Bélgica dice que rana gigante del Titicaca es un símbolo de la naturaleza

Imprimir Enviar
La Paz, (JORNADA)
viernes 12, febrero 2016
JornadaNet
JORNADA
La rana gigante del Titicaca es un símbolo de la naturaleza, ya que es un anfibio acuático único del mundo que resiste la contaminación y al cambio climático, por lo que su rescate en algunos sectores del lago es una tarea importante para su conservación, dijo el biólogo marino de Bélgica, Dirk Ercken.

Ercken que también es fotógrafo acuático, es voluntario y forma parte el equipo científico conformado por expertos extranjeros y bolivianos que desde el pasado fin de semana se encuentra el espejo lacustre, rescatando especímenes con fines de preservación y para una reintroducción futura en lugares donde se hayan extinguido.

La contaminación que ingresa al lago –remarca el científico belga que se sumergió varias veces en el Titicaca –, puede ocasionar la desaparición de la rana gigante que puede ser muy lamentable, por eso es necesario rescatarla y guardarla.

El grupo de científicos interviene en el Titicaca, debido a la mortandad masiva de la especie que se registró en mayo de 2015 en varios sectores del recurso hídrico. Está dirigido por el herpetólogo boliviano Arturo Muñoz de Iniciativa Anfibios de Bolivia del Museo de Historia Natural Alcide D׳Orbiigny de Cochabamba y en representación de la Universidad de Gante de Bélgica.

"Rescatamos individuos a una profundidad aproximada de dos a cinco metros entre las islas del Sol y de la Luna, después estaremos en la localidad de Guaqui donde se encuentran otras poblaciones de ranas, ya que en el sector de Puerto Pérez del lago Menor ya no pudimos encontrar al anfibio", explica Muñoz.

La rana gigante conocida científicamente como Telmatobius culeus, especie críticamente amenazada, resiste las presiones ambientales como el deterioro de su hábitat ocasionado por los miles de litros de aguas residuales; el proceso de eutrofización con la proliferación de algas que consumen el oxígeno, manchan de color verde el agua y al descomponerse emanan sulfuro de hidrógeno, un gas neurotóxico que provoca la mortalidad de la fauna lacustre.

Los ejemplares extraídos tienen previsto ser trasladados a Cochabamba –anuncia el herpetólogo boliviano– al criadero de la organización Iniciativa Anfibios de Bolivia, donde ya se cuenta con la experiencia en la reproducción en cautiverio desde el 2008.

Por su parte, otra voluntaria de Bélgica, la bióloga marina Liesbet Colson de la Universidad de Gante, remarca la importancia que tiene tratar de proteger a la especie única del lago. Ella que por primera vez se sumergirá en el Titicaca, participó en la construcción del nuevo contenedor que albergará a los ejemplares rescatados en Cochabamba.

Del equipo internacional también participan el estadounidense Tim Steinmetz curador del zoológico de Kansas y especialista en conservación, quien asegura que, "es tiempo de poder ayudar a través de una colaboración multidisciplinaria y con varias instituciones". El zoo norteamericano tiene la iniciativa de la conservación de algunas especies del mundo.

Robert Hill curador del zoológico de Atlanta, es otro de los expertos de EEUU, especialista en conservación y cría de anfibios, también participó en la construcción del contenedor de Cochabamba. "Colaboramos en el proyecto y veremos cuáles serán las necesidades para la conservación de la especie única del Titicaca en cautiverio", afirma el estadounidense.

El grupo científico que cuenta con el apoyo de la organización Amphibian Ark y de la Unión Internacional de Conservación de la Naturaleza (UICN) es completado por el especialista Dan Lay de Durrell Wildlife Conservation Trust de Inglaterra. También participan los bolivianos Patricia Mendoza, Gabriel Callapa, Sophía Barrón, Adriana Aguilar, Lupe Manani y Saúl Suna.

Tecnología
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487