JORNADA
Sábado 24, junio 2017
Loading
Palmeiras gana in extremis a Wilstermann

Imprimir Enviar
Sao Paulo, (EFE)
jueves 16, marzo 2017
JornadaNet
EFE
Palmeiras ganó ayer en el último minuto a Wilstermann gracias a un solitario gol del colombiano Yerry Mina, que permitió al equipo acceder de manera provisional al liderato del grupo 5 de la Copa Libertadores en la segunda jornada, que este jueves completarán Peñarol y Atlético Tucumán.

El equipo brasileño parecía incapaz de romper el muro boliviano, pero en el minuto 96, Mina aprovechó una jugada de estrategia para firmar un triunfo que costó mucho sufrimiento.

Wilstermann supo conservar durante los noventa minutos la disciplina defensiva a costa de olvidar el ataque hasta que su conformismo le llevó a la derrota y por consiguiente a perder la primera plaza del grupo.

El Peñarol uruguayo y el Tucumán argentino cerrarán hoy la segunda jornada del grupo 5, que por el momento comanda el Palmeiras con cuatro puntos, tras el empate que firmó en Argentina frente al Tucumán en la primera fecha.

El planteamiento en el inicio del encuentro fue el esperado con Wilstermann encerrado atrás con una férrea línea defensiva de cinco hombres y el Palmeiras llevando las riendas del juego.

A pesar del control, los de Baptista tuvieron muchas dificultades para llegar al arco rival y optaron por los balones en largo desde segunda línea y las incorporaciones del central colombiano Mina, como elementos sorpresa.

El potencial ofensivo del equipo boliviano, que la pasada jornada le endosó seis goles al Peñarol, se vio reducido a la nada, con la excepción de algún fogonazo de calidad del brasileño Thomas Santos.

La oportunidad más clara de Wilstermann estuvo paradójicamente en los pies de su rival, cuando un rebote de Mina hacia su propia portería obligó a Fernando Prass a emplearse a fondo.

Mediado el primer tiempo, el delantero colombiano Miguel Borja despertó de su trance y comenzó a acumular oportunidades en sus botas, primero con un lanzamiento, tapado por el central brasileño Álex Silva, todo un coloso, y después con un cabezazo que picó demasiado.

El ahínco del campeón brasileño por adelantarse en el marcador lo neutralizaron los bolivianos con un riguroso repliegue y juego duro, pues tres de ellos se fueron con amarilla al descanso.

En la segunda mitad, la dinámica del ׳verdao׳ fue calcada a la primera con Felipe Melo intentando organizar el juego y Alejandro Guerra, entre líneas, con objeto de romper el muro de los de Mosquera.

En el 53, el asistente anuló un tanto de Mina, adelantado por centímetros a la salida de un lanzamiento de falta, quien a la postre sería el héroe del encuentro.

Ante la imposibilidad de anotar, Baptista movió el banquillo y dio entrada a los 64 a Keno, autor del gol del empate de la pasada jornada ante Tucumán.

Los jugadores de Wilstermann continuaron con la consigna de no dejar pasar a ningún rival a su área a base de fuertes entradas, que amenazaron con dejar con diez al equipo.

En los últimos minutos, Palmeiras bajó el pistón, esperando hacer más daño a la contra, y Wilstermann aprovechó la ocasión para terminar de dormir el partido, aunque lo hizo antes de lo previsto.

Cuando todo parecía perdido, una jugada de estrategia desembocó en una serie de remates fallidos que finalmente aprovechó Mina para abrir el marcador sobre la bocina en el minuto 96.

Wilstermann se desesperó y perdió, además, a Franco Olego por expulsión a los 98 minutos.

Deportes
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487