JORNADA
Jueves 27, julio 2017
Loading
Diagnóstico temprano y tratamiento, claves para frenar efectos de la artritis

Imprimir Enviar
México, (EFE)
miércoles 12, julio 2017
Vivir con artritis reumatoide, enfermedad que produce dolor en articulaciones, es posible siempre y cuando se haga un diagnóstico oportuno para tener el tratamiento adecuado y frenar los efectos de la enfermedad de manera temprana, aseguraron especialistas.

"La artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune, crónico degenerativa, incurable, mortal, que afecta en su mayoría a mujeres, pero se ha diagnosticado en niños desde los 10 meses hasta personas de la tercera edad", explica Karina Ruiz, reumatóloga pediatra.

Dana Paola Miguel Cordero es uno de esos casos. Cuando apenas tenía 12 años su madre se dio cuenta que le dolía un pie al caminar.

"Yo decía que era un berrinche, pero hasta dar un apretón de manos le dolía, tenía fiebre, cansancio. Empecé a preocuparme, la llevé al hospital y ahí le diagnosticaron artritis juvenil idiopática. Su mal tenía ya nombre y apellido", recuerda Rebeca, su madre.

Se estima que a nivel mundial la artritis reumatoide afecta al 1 % de la población, mientras que en México 6.000 niños y dos millones de adultos sufren este padecimiento.

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan es la falta de diagnóstico temprano y tratamiento oportuno.

"Muchas veces los pacientes llegan en etapas tardías, lo que hace que no inicie pronto el tratamiento y eso lleve a que se convierta en una enfermedad catastrófica", detalla Roxana Flores, gerente médico de Roche México.

Para María de la Concepción Cazariego Cordero, presidenta de la Asociación Mexicana de Familiares y Pacientes con Artritis Reumatoide (Amepar), otro de los problemas es la falta de presupuesto en el sector salud para este tipo de padecimientos.

"Nos hace falta un mejor presupuesto, que ese presupuesto sea bien equilibrado. No hay ningún hospital de artritis reumatoide, tenemos muy pocos médicos certificados en el país, se dice que como 800, la mayoría están en las grandes ciudades", lamenta.

Cazariego asegura que lleva más de 40 años viviendo con la enfermedad y aunque ha sido difícil sobrellevarla por los efectos secundarios que tiene el tratamiento, explica que entender y aceptar este padecimiento le ha impulsado a ayudar a otras personas.

"Nosotros apoyamos a la gente con medicamentos, gestionamos ayuda con otras instituciones, con doctores, sillas de ruedas, con el fin de hacer sus vidas más llevaderas", dice.

A Dana Paola el apoyo le ha venido bien. Según su madre, desde que le dieron el diagnóstico ha tenido que ir de puerta en puerta pidiendo ayuda para solventar la enfermedad, que en medicamentos le representa un gasto mensual de unos 12.000 pesos (669 dólares).

"Yo soy trabajadora doméstica y a veces vendo ropa, no tengo manera de costear los medicamentos. En mi municipio, Nezahualcóyotl, no nos quisieron apoyar hasta que llegamos a la Amepar y con ellos hemos tenido, al menos, para los medicamentos", explica.

Es por ello que Ruiz demanda que esta sea declarada una enfermedad catastrófica, a fin de que sea incluida en el sistema básico de salud y poder recibir apoyo pues, asegura, entre 30 y 40 % de los enfermos requiere los medicamentos más caros al no responder a terapias convencionales.

Del mismo modo, recomienda que ante síntomas como inflamación en articulaciones, dolor, fatiga crónica y fiebre se consulte a un especialista para descartar este padecimiento.

Hoy Dana Paola tiene 15 años y, según su madre, ha logrado el control de su enfermedad en un 80 %. Desea estudiar medicina, especializarse en reumatología y ayudar a otras personas con su condición. "Es su sueño y queremos que lo cumpla", señala su madre.

Salud
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487