JORNADA
Miércoles 18, octubre 2017
Loading
Bolivia pide a EEUU que se retracte por críticas "injerencistas"
El encargado de Negocios de la Embajada de EE.UU. en Bolivia, Peter Brennan, indicó que "ojalá que Bolivia nunca llegue al punto en que está Venezuela en este momento porque es deplorable y muy lamentable".

Imprimir Enviar
La Paz, (EFE)
viernes 11, agosto 2017
JornadaNet
APG
El Gobierno de Evo Morales pidió ayer al encargado de Negocios de la Embajada de EE.UU. en Bolivia, Peter Brennan, que se retracte de sus críticas al apoyo expresado por el Ejecutivo boliviano al mandatario venezolano, Nicolás Maduro.

En una rueda de prensa en La Paz, el ministro de la Presidencia, René Martínez, pidió "respetuosa y firmemente" a Brennan "que se retracte de sus declaraciones" que, según la autoridad boliviana, tienen "una intencionalidad directa de injerencia en el quehacer" de los gobiernos "democráticamente electos".

Martínez se refirió a una entrevista concedida por Brennan a la Agencia de Noticias Fides, en la que el diplomático estadounidense aseguró que "ojalá que Bolivia nunca llegue al punto en que está Venezuela en este momento porque es deplorable y muy lamentable".

"No puedo entender cómo algunos líderes de la izquierda, incluso, pueden defender a un Gobierno militar que está matando a gente en las calles, que eran cosas del pasado de América Latina, y cómo pueden defender un Gobierno dictatorial, como lo han dicho varios de los presidentes de la región en América Latina que ha sido democrática por 30 años en general", afirmó Brennan.

El ministro boliviano consideró que es un "exabrupto" calificar al Gobierno de Venezuela "como dictadura militar", por lo que expresó su "rechazo y condena" a esas declaraciones.

"No vamos a permitir estas declaraciones injerencistas que buscan el desprestigio de nuestro gobierno y que hacen uso de una representación diplomática para desprestigiar a otro gobierno electo por el soberano venezolano", agregó.

Ratificó el respaldo del Ejecutivo boliviano al Gobierno de Maduro y a la Asamblea Constituyente instalada en Venezuela.

El Gobierno de Morales es uno de los pocos en la región que ha mantenido su apoyo a Maduro y que ha felicitado el trabajo de los 545 constituyentes venezolanos.

Morales también ha insistido en acusar a Estados Unidos de generar la violencia en Venezuela con la intención de provocar una intervención para apropiarse de sus recursos naturales.

En una aparente alusión a las declaraciones de Brennan, el presidente boliviano escribió en Twitter: "EE.UU. nos amenaza y olvida que hemos expulsado a su embajador por injerencias parecidas. Bolivia ni Venezuela son patio trasero de nadie".

Bolivia y EE.UU. no tienen relaciones a nivel de embajadores desde 2008, cuando Morales expulsó al entonces embajador estadounidense, Philip Goldberg, bajo acusaciones de conspiración e injerencia política.

Washington respondió con la expulsión del entonces embajador boliviano en Estados Unidos, Gustavo Guzmán.

En 2008, Morales también expulsó a la agencia antinarcóticos de EE.UU. (DEA, por sus siglas en inglés), acusándola de conspiración y en 2013 hizo lo mismo con Usaid, bajo los mismos argumentos, que han sido rechazados siempre por Washington.

La restitución de embajadores no ha sido posible pese a que ambos países firmaron a fines de 2011 un acuerdo para avanzar en la normalización de las relaciones bilaterales.

Bolivia
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487