JORNADA
Miércoles 18, octubre 2017
Loading
Dictan detención preventiva para 10 de 11 implicados en desfalco al Banco Unión

Imprimir Enviar
La Paz, (EFE/JORNADA)
viernes 13, octubre 2017
JornadaNet
APG
La jueza Primero Anticorrupción Cinthya Delgadillo determinó ayer la detención preventiva en penales de la ciudad de La Paz de 10 de 11 implicados en el desfalco de al menos 37,6 millones de bolivianos al Banco Unión, tras una audiencia que duró casi 11 horas.

Los detenidos son presuntos autores de los delitos relacionados con la corrupción ya que se hallaron indicios de que conocían el origen ilegal del dinero que gastaba Juan Pari, exjefe de Operaciones de la sucursal del banco en el pueblo de Batallas, indicó el fiscal de La Paz, Edwin Blanco.

Con la decisión tomada ayer por un juzgado paceño ya son trece las personas que en total están detenidas en prisión por este caso.

La madre y la cuñada del principal acusado fueron imputadas por el favorecimiento de enriquecimiento ilícito, aunque para la segunda se determinó detención domiciliaria.

De los 11 sujetos que comparecieron en la audiencia, cuatro son familiares, seis considerados "palos blancos" y el último un socio de Pari.

La esposa del acusado, su hermano, sus socios y dos amigos de colegio fueron imputados también por favorecimiento de enriquecimiento ilícito, recepción de dinero proveniente de la corrupción y legitimación de ganancias ilícitas, indico la Fiscalía.

Con el dinero robado, Pari compró varios coches último modelo que regaló a sus familiares en sus cumpleaños, adquirió terrenos, viviendas, maquinarias, una discoteca y hacia inversiones en China.

Blanco explicó que la esposa de Pari, Carolina J. L., también aceptó un vehículo Mercedes Benz como regalo y tenía pleno conocimiento de la compra de diferentes inmuebles, autos de último modelo, la constitución de una empresa y los constantes viajes.

La Fiscalía estableció que la madre de Pari tenía un pleno conocimiento de que su hijo hacía compras patrimoniales con montos "desproporcionados" y nunca lo denunció.

El presidente del país, Evo Morales, pidió hace unos días castigo para todos los implicados en el robo del banco estatal y aseguró que su Gobierno nunca protegerá la corrupción.

Los 11 cautelados se suman a otros tres que ya guardan detención preventiva, entre ellos el principal autor del desfalco, Juan Pari, Luciana Reynaga y Alexis Calderón, amigo personal del hurtador.

La comisión de fiscales integrada por Daniel Ayala, Herlan Almanza y Marco Antonio Vargas, dejó el salón rosado del Tribunal de Justicia bajo estrictas medidas de seguridad.

El caso, sólo superado por estafas bancarias ocultas en la figura de la quiebra financiera, saltó a la luz pública a finales de septiembre, y el primer informe de los excesos cometidos por Pari Mamani daba cuenta que se había robado 400.000 bolivianos desde diciembre de 2016.

Sin embargo, días más tarde, según la investigación de la Fiscalía y una auditoría interna del Banco Unión, el monto subió a más de 30 millones de bolivianos.

Entretanto, en la Asamblea legislativa se activaron peticiones de informa a las autoridades del sector para que expliquen detalles de lo sucedido, mientras que el Ministerio de Gobierno trabaja para mejorar el control y seguridad de las entidades bancarias en el país.

Bolivia
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487