JORNADA
Miércoles 22, noviembre 2017
Loading
El "coche volador" de Uber anima a una Web Summit que mira a Trump y Rusia

Imprimir Enviar
Lisboa, (EFE)
jueves 9, noviembre 2017
JornadaNet
Uber
El avance del novedoso servicio aéreo de Uber, que llegará a Los Ángeles en 2020, animó al público de la Web Summit de Lisboa, en una jornada en la que ha mirado con especial interés los entresijos de la campaña del presidente de EEUU, Donald Trump, y la situación política en Rusia.

Gran parte de la atención de los "geeks" (locos de la tecnología) estuvo centrada en la esperada presentación de Uber, la compañía que "más rápido ha crecido en la historia", según dijo el máximo responsable de la Web Summit, Paddy Cosgrave, al introducir la charla.

La plataforma de transporte no decepcionó, anunciando que en tres años comenzarán las primeras pruebas de su servicio uberAIR, que potenciará viajes compartidos en dispositivos similares en su diseño a los helicópteros, pero totalmente eléctricos y menos ruidosos.

"Es el principio del fin de los coches individuales", sostuvo el responsable de producto de Uber, Jeff Holden, quien consideró que en el futuro solo se comprarán coches personales "por cuestiones de hobby".

Uber ha mantenido ya contactos con importantes empresas que pueden invertir en este modelo de negocio, no solo para desarrollar las aeronaves sino para disponer de zonas que ejerzan de helipuertos, y ya ha conseguido un acuerdo con la NASA para facilitar las operaciones aéreas.

Otra de las conferencias que más interés despertó fue la impartida por el director de las operaciones digitales de la campaña presidencial de Donald Trump, Brad Parscale, quien negó sentirse "manipulado" por Rusia tras las acciones que ese país habría llevado a cabo para favorecer al candidato republicano en las elecciones de 2016.

Por ejemplo, la creación de una cuenta falsa del Partido Republicano de Tennessee que envió mensajes favorables a Trump.

"Es una cuestión de Twitter, yo no recibo dinero de Rusia", dijo en referencia a los múltiples retuits que efectuó su campaña sobre dichos mensajes.

La conversación fue interrumpida en varias ocasiones por abucheos de los asistentes que llenaban el recinto y se tensó en el momento en el que se mencionó a Rusia.

"Es ridículo", espetó Parscale, antes de subrayar que "no hay más historia detrás" de los retuits a la cuenta del Partido Republicano de Tennesse.

En ese sentido, quiso quitar responsabilidad a su campaña e incidió en que él no puede "hacer nada" para evitar las cuentas falsas creadas con el fin de favorecer a Trump y perjudicar a Hillary Clinton.

"Retuiteo mucho, no hay nada más que eso, es malo que haya ׳troles׳ rusos y es mala la implicación de Rusia en la campaña, pero yo no lo puedo regular, ni hacer nada y no puedo volver atrás en el tiempo", espetó.

Asimismo, aseguró que desea que se investigue "todo lo que pasó", pero matizó que él no habla "por el presidente" Trump.

Por otro lado, negó que los disturbios racistas en Charlottesville (Virginia) del pasado agosto, que dejaron un muerto, hayan "marcado" el primer año de la Administración Trump.

Parscale fue entrevistado por periodista de Yahoo Michael Isikoff, quien le preguntó por lo que calificó de falta de programa del actual presidente durante la campaña, a lo que Parscale aludió al "deseo del pueblo estadounidense de tener más dinero en el bolsillo" como motivo de la victoria del empresario.

En esta jornada, Rusia siguió siendo uno de los centros de atención de la Web Summit con la rueda de prensa del ajedrecista azerbaiyano y ahora activista Gary Kasparov, quien calificó las próximas elecciones en ese país en 2018 como "una farsa".

Kasparov, conocido opositor del gobierno de Putin, aseguró que "si hoy en día" hubiera "políticos como (Winston) Churchill, Putin no habría conseguido hacer lo que ha hecho, le habrían parado".

En ese sentido, avaló la corriente que pretende boicotear las elecciones: "es una acción activa para deslegitimar el sistema".

"Estas elecciones son una farsa, es evidente y negar su legitimidad es muy importante porque ellos sienten que tener la legitimidad internacional es algo valioso", insistió.

La Web Summit, que se celebra por segundo año en Lisboa con la presencia de 60.000 asistentes, cierra hoy con una variada sesión en la que destacarán el exvicepresidente de Estados Unidos Al Gore, la activista Caitlyn Jenner y el exprimer ministro griego Yorgos Papandreu.

Tecnología
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487