JORNADA
Viernes 24, noviembre 2017
Loading
Juez de Panamá valida acuerdo que incluye multa y confesiones de Odebrecht

Imprimir Enviar
Panamá, (EFE)
viernes 10, noviembre 2017
Un tribunal panameño validó el acuerdo entre la Fiscalía y Odebrecht, que incluye el pago de una multa millonaria, contempla el archivo de la causa en Panamá contra la empresa y, según la fiscalía, allana el camino para sentar en el banquillo a los panameños que recibieron sobornos.

El acuerdo validado por el titular del Juzgado Duodécimo del Circuito Penal de Panamá, Óscar Carrasquilla, establece que la constructora brasileña y principal contratista del Estado panameño tiene que pagar una multa de 220 millones de dólares por los sobornos desembolsados en el país centroamericano.

El magistrado Carrasquilla indicó que Odebrecht ya había depositado 10 millones de dólares, que se descontarán del monto total; que tiene que pagar la multa en 12 años, tal y como se acordó con la fiscalía, y abonar anualmente "una suma adicional del 5 % del saldo pendiente en concepto de mora".

El llamado "acuerdo de colaboración eficaz" suscrito por las partes el pasado julio y leído este jueves en una audiencia pública por la fiscal anticorrupción, Zuleyka Moore, decreta también el archivo de la causa en Panamá contra Odebrecht y varios de sus antiguos directivos y trabajadores, a cambio de la información sobre la trama de sobornos que estos suministraron a la Fiscalía.

Entre estos exdirectivos se encuentra Andre Rabello, que dirigió durante varios años las operaciones de Odebrecht en Panamá y compareció este jueves en una videoconferencia desde el consulado panameño en Sao Paulo, Brasil, para ratificar los datos ofrecidos por la Fiscalía panameña.

Moore aseguró que las confesiones de Rabello son "imprescindibles" para entender la trama de corrupción de la constructora y sentar en el banquillo a los panameños que malversaron dinero público y recibieron sobornos.

El exdirectivo declaró que la compañía pagó durante la administración del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014) un total de 55,8 millones de dólares a dos de sus hijos, Luis Enrique y Ricardo Alberto, que se encuentran en paradero desconocido y sobre los que pesa una orden de detención internacional.

En sus declaraciones, Rabello acusó también a los exministros de Martintelli Frank de Lima, Demetrio Papadimitriu, José Domingo Arias (excandidato presidencial) y Jaime Ford de haber cobrado 7, 4, 10 y 1,8 millones de dólares, respectivamente.

Además, fueron señalados otros funcionarios de la era Martinelli, como el exdirector de la estatal Caja de Ahorros Ricardo Francolini (1,6 millones de dólares), el excónsul panameño Jaime Lasso (700.000 dólares) y el exdirector del Ministerio de Obras Publicas Carlos Ho (500.000 dólares), así como la firma de abogados Rosas y Rosas (3,4 millones de dólares), propiedad de un diputado oficialista.

Sin embargo, el expresidente panameño, que se encuentra detenido en Estados Unidos por un caso de escuchas ilegales a la espera de que el Departamento de Estado decida su extradición a Panamá, no fue mencionado en las delaciones de Rabello.

La fiscal Moore explicó que Rabello aseguró en sus declaraciones que la constructora no pagó sobornos para adjudicarse contratos públicos, sino para recibir un "trato preferencial" por parte del Gobierno y agilizar así "el pago de facturas, la asignación de financiamiento y presupuesto o la formalización de adendas".

Durante la audiencia, que duró más de 12 horas, las autoridades judiciales panameñas validaron también el testimonio de Olivio Rodrigues, un operador financiero que construyó el entramado empresarial que usó Odebrecht para blanquear dinero en Panamá y pagar sobornos.

La fiscal Moore indicó que Rodrigues, a quien también se le archivo la causa, apuntó en sus delaciones que la empresa Constructora Internacional del Sur, de la que fue titular hasta 2014, abrió varias cuentas en bancos panameños a las que transfirió "dineros de procedencia ilícita", que luego usó para pagar sobornos en Panamá y en otros países de Latinoamérica.

El juez validó también el testimonio del exempleado de Odebrecht Luiz Eduardo da Rocha, a quien también se le archivó la causa y aseguró que la constructora recibió un "trato beneficiario durante la construcción" de la primera línea del metro de la capital panameña, inaugurada en el 2014 y obra de la empresa brasileña y la española FCC.

Mundo
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487