JORNADA
Domingo 27, mayo 2018
Loading
Clérigo chií que lidera recuento abre puerta a Gobierno de coalición en Irak

Imprimir Enviar
Bagdad, (EFE)
miércoles 16, mayo 2018
El destacado clérigo chií, Muqtada al Sadr, que encabeza el escrutinio parcial de las elecciones iraquíes del sábado pasado, ha movido pieza antes de que se conozcan los resultados definitivos y ha ofrecido al resto de partidos la formación de un Gobierno "tecnócrata" de coalición.

El portavoz de la coalición apoyada por Al Sadr, Sairún (Marchamos, en árabe), Salah al Obeidi, dijo a Efe que dicho gobierno de coalición está abierto a todos los grupos políticos, siempre y cuando se alejen del sectarismo, la corrupción y las injerencias externas.

Al Sadr publicó ayer un mensaje a través de la red social Twitter, en el que de forma indirecta hacía referencia a más de diez formaciones políticas, con las que estaría dispuesto a formar un gobierno de "tecnócratas no partidistas".

"Los nombres citados en el tuit no son los únicos con los que la coalición Sairún negociará para formar el próximo gobierno, sino que damos la bienvenida a todos los partidos cercanos a nuestro programa electoral, que se basa en la lucha contra la corrupción y la devolución del dinero público", indicó Al Obeidi.

El portavoz agregó que "aún es pronto para hablar de los nombres de los candidatos para el puesto de primer ministro" porque la comisión electoral iraquí todavía no ha anunciado los resultados oficiales definitivos, tres días después de la celebración de los comicios.

Las autoridades han dado a conocer los datos preliminares sin detallar el reparto de escaños, y según esos resultados parciales, la coalición Sairún ha sido la más votada en seis provincias, incluida la capital, Bagdad, donde se elige a 71 de los 329 diputados.

Ayer fueron anunciados los resultados provisionales de las provincias de Kirkuk y Dohuk (norte), las únicas de las 18 que faltaban por conocerse, y en ellas los dos principales partidos kurdos lideran el recuento: la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK) en Kirkuk y el Partido Democrático del Kurdistán (PDK) en Dohuk, que forma parte de la región autónoma del Kurdistán.

Por su parte, Mohamed al Miahi, el portavoz de la alianza Al Hikma (La sabiduría), presidida por el también clérigo chií Amar al Hakim, aseguró en un comunicado que existen "líneas rojas" de cara a la formación de una coalición con Sairún de Al Sadr y Al Nasr (La Victoria) -alianza del primer ministro Haidar al Abadi-.

Según al Miahi, esta eventual alianza constituye "uno de los posibles escenarios".

La coalición de Al Abadi, que esperaba sacarle rédito político a la victoria contra el grupo terrorista Estado Islámico (EI), ha quedado en quinto lugar en la capital y solo se ha impuesto en la provincia de Nínive (norte), donde los yihadistas golpearon con más fuerza.

Según la oficina de Al Sadr, Al Abadi telefoneó al líder religioso para felicitarle por la victoria en las elecciones.

Además de Bagdad, entre las provincias donde se impuso la formación de Al Sadr, quien no compitió por un escaño, destacan Nayaf o Maysán (sureste), con un muy importante componente chií.

Al Abadi pidió ayer a los diferentes grupos políticos del país que respeten los resultados de las elecciones parlamentarias y se mostró dispuesto a trabajar y cooperar con los ganadores "para formar el gobierno más fuerte posible para Irak".

El analista iraquí Abdelaziz al Yaburi explicó a Efe que en su mensaje de Twitter, Al Sadr mencionó que entre los nombres de las alianzas y partidos a los que no vetaría en una futura coalición, están Al Nasr de Al Abadi, Al Hikma y la Coalición Nacional, del vicepresidente iraquí Iyad Alaui.

El experto señaló que el tuit incluía también a partidos kurdos y la lista del exministro de Defensa, Jaled al Obaidi, mientras que no hacía mención a la alianza Al Fath (La Conquista), encabezada por Hadi al Ameri, líder de una milicia chií apoyada por Irán, ni tampoco a Daulat al Qanun (Estado de Derecho), encabezada por el exprimer ministro Nuri al Maliki.

Las elecciones parlamentarias del pasado día 12 son las primeras que se celebran después de la derrota del grupo terrorista Estado Islámico (EI) el pasado diciembre.

Además, estos fueron también los primeros comicios en los que los iraquíes pudieron ejercer el voto de forma electrónica y la participación se situó en el 44,52 %, según los datos parciales, 15 puntos por debajo que hace cuatro años.

Mundo
© 2001-2017 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487