JORNADA
Viernes 24, octubre 2014
Loading
Gobierno se querella contra responsables de muertes en Apolo
El ataque organizado por cocaleros de Apolo contra efectivos erradicadores provocó dos muertes y al menos ocho agentes están retenidos por los comunarios. El ministro Romero indicó que aprehendieron a 10 personas.

Imprimir Enviar
La Paz, (Abi/EFE)
lunes 21, octubre 2013
JornadaNet
APG
El ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó ayer domingo que su despacho presentó al Ministerio Público una querella criminal contra los responsables de las dos muertes y el secuestros de al menos ocho efectivos, en el marco de las tareas de erradicación de coca excedentaria en la localidad de Apolo, distante a 442 kilómetros al norte de La Paz.

"Nosotros hemos presentado una querella criminal con una tipología que señala, asesinato basado en el 252 en el Código Penal; secuestro en el 334 del Código Penal, porque quiero advertir que ocho personas están en condición se secuestradas entre policías y militares׳, señaló en una entrevista con medios estatales.

Asimismo, agregó que la querella también contiene la tipología por vejaciones y torturas; lesiones gravísimas; lesiones graves y leves; asociación delictuosa; tenencia o porte de armas no convencionales y tenencia o porte de explosivos u otros materiales sin autorización.

"Si es necesario estamos estudiando la ampliación de la querella criminal también por alzamiento armado, la querella criminal ha sido presentada al Ministerio Público y hemos pedido que se desarrollen diligencias investigativas drásticas, aceleradas e inmediatas hasta dar con los responsables para que sean sometidos a las máximas sanciones que prevén el ordenamiento jurídico׳, apuntó.

Romero indicó que hasta el momento de aprehendieron a 10 personas y no descartó que en las próximas horas se registren nuevas detenciones.

"Los responsables desde el punto de vista jurídico tienen nombre y apellido, los responsables no se pueden amparar en una organización, no se pueden amparar en un instancia colectiva, los responsables son personas de carne y hueso que tienen nombre y apellido y a esas personas debe llegar la justicia y la investigación policial", puntualizó.

En esa dirección, el Ministro de Gobierno demandó al Ministerio Público una investigación "acelerada, drástica, rigurosa e impecable" porque en ese hecho violento fueron vulnerados el derecho a la vida; integridad física y la dignidad de las personas.

Asimismo, pidió a la población de Apolo que no proteja, encubra o colabore a los "delincuentes" porque caso contrario serán demandados por complicidad.

Respecto al operativo de erradicación, Romero señaló que se continuará con esa tarea por lo que se definió un plan de operaciones que será aplicado ׳cuidadosamente׳ en coordinación con los viceministros del Ministerio de Gobierno y los comandantes de las Fuerzas Armadas y de la Policía, Edwin de la Fuente y Alberto Aracena, respectivamente.

Según datos oficiales, producto de la emboscada se reportó hasta el momento la muerte de dos militares de la FTC; 17 efectivos heridos que fueron internados en nosocomios de la ciudad de La Paz, de los cuales 12 presentan impactos de arma de fuego y 5 lesiones policontusas, a los que se suman 10 policías con heridas los que permanecen en Apolo y al menos 8 efectivos secuestrados.

"Narcos de Perú"

El Gobierno expresó ayer su sospecha de que supuestos narcotraficantes peruanos participaron el sábado en un ataque a tiros producido en la zona cocalera de Apolo contra militares bolivianos.

El ministro Romero indicó que se presume la conexión del caso con extranjeros de organizaciones del narcotráfico porque en esa región, cerca de la frontera con Perú, los campesinos bolivianos no tienen la tradición de usar armas, ni son capaces de preparar un operativo de resistencia armada.

El subteniente Oscar Gironda, de 23 años, murió el sábado por el impacto de una bala disparada presumiblemente por un francotirador desde una serranía, cuando los uniformados iban a erradicar cultivos ilegales de coca cerca del pueblo de Apolo.

El policía Jhonny Quispe, de 29 años, falleció ayer domingo en una clínica de La Paz a causa de la herida sufrida el sábado en Apolo y se convirtió en la segunda víctima mortal de un ataque contra varios agentes.

Quispe murió pasado el mediodía de ayer debido a las lesiones provocadas por el impacto de una bala en el abdomen que provocó la perforación del hígado, páncreas e intestino grueso.

El ministro Romero indicó que cruzará información con autoridades de Perú por la sospecha de que en la "emboscada" participaron peruanos.

Enfatizó que quienes atacaron a los militares querían provocar una "masacre" y aseguró que no hubo ningún enfrentamiento, sino una "emboscada cobarde" con disparos y con cartuchos de dinamita lanzados con hondas desde las serranías.

En Apolo hay una zona autorizada para cultivos de coca para usos lícitos en la industria y prácticas culturales y que se someten al control de las autoridades, pero también hay comunidades cuyas plantaciones se destinan supuestamente a la fabricación de cocaína.

El Defensor del Pueblo de Bolivia, Rolando Villena, anunció ayer el envío de una comisión al lugar para hacer una evaluación e interceder para que no se vulneren los derechos humanos, tras la muerte del militar.

"Hemos recibido con preocupación el informe oficial que señala que hay un muerto y varios heridos en esta región, debido a una emboscada. Sin embargo, la pasada semana ya había advertencias de enfrentamientos", dijo Villena en un comunicado.

El Defensor señaló que hasta no verificar lo sucedido no puede adelantar nada, pero lo importante es proteger la vida de los policías, militares y cocaleros y pedir que se cumpla la ley.

En lo que va del año, la fuerza de erradicación que opera con militares y policías destruyó 9.048 hectáreas ilegales de la planta.

Según datos de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) difundidos este año, Bolivia tenía en 2012 25.300 hectáreas de coca, más del doble de las 12.000 hectáreas permitidas por la ley para usos legales y culturales.

Bolivia
© 2001-2014 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487