JORNADA
Miércoles 22, octubre 2014
Loading
Gobierno declaró emergencia nacional por desastres naturales
Al menos 80 de los 339 municipios del país afrontan riadas, inundaciones, granizadas y derrumbes por causa de las lluvias que continuarán varias semanas más y que en las últimas horas causaron ocho muertes.

Imprimir Enviar
La Paz, (EFE/JORNADA)
martes 28, enero 2014
JornadaNet
APG
El Gobierno de Bolivia decretó ayer "emergencia nacional" para atender a las 21.000 familias damnificadas por las lluvias que afectan al país y que en las últimas horas causaron ocho muertes por un derrumbe en el pueblo amazónico de Rurrenabaque.

El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, que ejerce la Presidencia interina del país, declaró a los medios que los ministros aprobaron la noche de ayer lunes el decreto que declara la emergencia para facilitar el uso de los fondos a fin de atender a los damnificados.

Según García Linera, 80 de los 339 municipios del país afrontan riadas, inundaciones, granizadas y derrumbes por causa de las lluvias que continuarán varias semanas más.

La declaración de emergencia nacional permite que los municipios y las gobernaciones pueden reasignar sus presupuestos para dar prioridad a las 21.000 familias afectadas, agregó.

García Linera remarcó que el decreto autoriza a las gobernaciones y municipios la reasignación presupuestaria para atender a los damnificados por lluvias e inundaciones, que cobraron la vida de al menos diez personas y afectaron los sembradíos de cerca de 80 municipios de La Paz, Beni, Cochabamba, Santa Cruz y algunas regiones de Chuquisaca y Potosí.

La decisión se produjo poco después de que socorristas rescataran seis cuerpos de un deslizamiento sufrido el sábado en Rurrenabaque, con lo que se elevó a ocho las muertes confirmadas por el suceso.

Con los cadáveres hallados ayer lunes, al menos 43 personas han muerto por la época de lluvias en Bolivia que comenzó en octubre pasado.

García Linera puntualizó que con la medida "si los municipios y gobernaciones habían presupuestado un conjunto de recursos, digamos para pavimentar una calle, de emergencia ahora pueden reasignar esos recursos para atender exclusivamente temas de la emergencia, como la atención médica y vituallas".

Asimismo, apuntó que el decreto autoriza a las gobernaciones y municipios afectados por los desastres naturales a implementar "mecanismos expeditos y rápidos de contratación" para temas de emergencias, además establece una nueva asignación de recursos del Tesoro General de la Nación (TGN) para Defensa Civil con el objetivo de atender a los damnificados.

"Inmediatamente Defensa Civil emita sus requerimientos, 10, 20 o 25 millones de bolivianos, el TGN entregará esos recursos a Defensa Civil para que asigne a la atención de los damnificados en los más de 80 municipios que han sido afectados en nuestro país", complementó.

De otra parte, García Linera lamentó la caída de un alud que sepultó varias viviendas en la localidad de Rurrenabaque, en Beni, que saldó con la muerte de ocho personas y dos soldados desaparecidos.

"Nuestro ministro de Defensa (Rubén Saavedra) está en Rurrenabaque en persona trabajando y hemos llevado vituallas, lo hemos hecho por tierra y por avión, estamos desplazando maquinaria en todo el país y a partir del decreto que firmamos, las gobernaciones y los municipios pueden reasignar recursos y Defensa Civil contará inmediatamente con más dinero para proteger a las familias", afirmó.

Aseguró que el Gobierno destinará "lo que sea necesario" en cuanto a recursos económicos y vituallas, en cumplimiento a la Constitución Política del Estado.

"El decreto no fija un límite, sino establece que lo que vaya a pedir Defensa Civil, el TGN aportará directamente", concluyó.

Las lluvias provocaron el desborde de ríos y deslizamientos de tierras en varios lugares del país, lo cual afectó a más de 20 mil familias hasta el momento, cifras que pudieran crecer en las próximas horas.

Los daños mayores se registraron en Rurrenabaque, en el departamento amazónico del Beni, donde el deslizamiento de un cerro provocó la muerte de ocho personas.

El alcalde de Rurrenabaque, Yerko Nuñez, dijo que los cuerpos hallados ayer corresponden a dos soldados de la Fuerza Naval, que fueron enterrados por el alud mientras ayudaban a los damnificados por las lluvias y tres civiles, y se espera en las próximas horas encontrar a las dos últimos uniformados que fueron alcanzadas por el desmoronamiento de una parte del cerro La Cruz.

"Eran 10 las personas desaparecidas, hemos encontrado hasta el momento ocho cuerpos sin vida, esperamos poder encontrar a las otras dos personas", indicó la autoridad edil.

Bolivia
© 2001-2014 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487