JORNADA
Viernes 28, noviembre 2014
Loading
El norte de La Paz y Beni son las regiones más castigadas por las lluvias
No descartan que en los siguientes días existan fuertes riadas y aumento de volúmenes de agua que pondrían en riesgo a la capital beniana de Trinidad.

Imprimir Enviar
La Paz, (JORNADA)
lunes 3, febrero 2014
JornadaNet
ABI
El departamento del Beni y el norte de La Paz, son las regiones más castigadas por inundaciones por las temporada de lluvias que azota a gran parte del territorio nacional, informó ayer el ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana.

En una avaluación, sostuvo que el norte de La Paz y el Beni son las regiones más castigadas por la crecida de los ríos producto de las intensas precipitaciones pluviales.

El ministro Quintana no descartó, asimismo, que en los siguientes días existan fuertes riadas y aumento de volúmenes de agua sobre la capital beniana de Trinidad, ello por las precipitaciones en la parte alta de la Cordillera.

En los próximos días, indicó, se prevé un golpe de agua muy fuerte sobre la capital beniana de Trinidad, sobre todo de los afluentes de Santa Cruz y Cochabamba que tomarán la cuenca del río Mamoré, "que está trasladando una grandísima cantidad de agua e inundando las provincias Moxos, Loreto, Marbán, Yacuma y comunidades es el caso del TIPNIS que está poniendo en riesgo vidas humanas", acotó.

"Esta masa de agua que está bajando está poniendo en riesgo la ciudad de Trinidad. Estimamos que esta masa de agua llegue entre este lunes o martes cerca de Trinidad. Vamos a tener el primer golpe en la comunidad de Camiaco que está cerca de Trinidad, es una comunidad que depende del municipio de Loreto y con este golpe vamos a saber cuál será el impacto sobre Trinidad", puntualizó.

Quintana agregó que si bien las previsiones ya fueron asumidas hace unos cinco años, "pero este golpe de agua es algo que preocupa de sobremanera para lo que ya se tienen alimentos y vituallas acumuladas, junto con medicamentos y médicos".

Explicó que hay dos fenómenos que están afectando, las precipitaciones pluviales en la Cordillera y el aumento del caudal de los ríos, lo que hace prever más poblaciones afectadas por las crecidas de los ríos.

"En la Cordillera es donde se acumulan las aguas y son trasladadas a los ríos. Es el caso de los ríos de Guanay, Tipuani que son los que alimentan al río Beni y cuyo afluente tiene las aguas muy crecidas que alcanzaron los 6.5 metros de nivel.

De igual modo, manifestó que el Estado, a través de sus brazos operativos, "es suficientemente capaz para reaccionar y asistir a los afectados".

"Tenemos helicópteros nuestros, los mismos helicópteros que usa el presidente para la gestión de Gobierno están a disposición de las emergencias", agregó.

"Estamos experimentando en distintos lugares del país golpes muy duros de la naturaleza contra las comunidades y en este caso en Bolivia, en el norte de La Paz, Guanay, Tipuani, lo propio en el departamento de Potosí con menor impacto, Cochabamba también asimiló los efectos del cambio climático", añadió.

Asimismo, sostuvo que el Trópico de Cochabamba fue la región que a un inicio recibió los golpes más duros de las lluvias en los municipios de Villa Tunari y Chimoré y ahora se enfrentan golpes muy fuertes en el departamento del Beni y Pando, pero por sobre todo en el Beni.

Precisó que en el Beni hay una región en este momento que es muy azotada que es la provincia Ballivián que consta de los municipios: Rurrenabaque, Reyes, San Borja y Santa Rosa.

Quintana lamentó que gran parte de la ciudad de Rurrenabaque esté inundada, por lo que se habilitaron centros de refugio a cargo de Defensa Civil.

En el caso de San Borja, añadió que esta región está sufriendo los embates del río Maniqui que tiene una palizada de 10 a 15 kilómetros de longitud y en San Rosa donde se registra el desborde del río Yacuma.

El ministro complementó que el Gobierno reaccionó de la manera más rápida , pero lamentó la muerte de diez personas por el alud de un cerro en Rurrenabaque.

"Estamos siguiendo el mandato del presidente de impedir que existan más víctimas mortales, esa es la primera tarea y para eso estamos trabajando con los comités de Defensa Civil (COE), la Armada, movilizando sus unidades, con la Fuerza Aérea, movilizando sus naves y el ministerio de Salud está atendiendo en los albergues que va a comenzar a moverse hacia las comunidades con médicos y paramédicos", manifestó.

El titular de la Presidencia sostuvo también que el Gobierno trabaja con los alcaldes de manera directa y no así con la gobernación del departamento del Beni, "debido a que esta institución está dedicada a otras situaciones que se orientan más al desprestigio del presidente Evo Morales".

"El gobernador está haciendo su trabajo político en un contexto en el que no se requiere, por ello estamos trabajando directamente con los alcaldes, es el caso de San Borja, Rurrenabaque y Santa Rosa que no son alcaldes del proceso de cambio", indicó.

Asimismo, criticó que los municipios otorguen pocos recursos en sus planes operativos anuales a políticas y programas de prevención de desastres naturales y esperan que en esta clase de eventualidades sea el Gobierno nacional el que reaccione con todas sus capacidades.

"Pero lo cierto es que hemos disminuido considerablemente la fatalidad de la gente, es decir, los niveles de tragedia humana y, por ejemplo, lo que ha sucedido en Rurrenabaque ha sido el deslizamiento de un cerro que ha escapado a toda previsión, sin embargo, podemos decir que no contamos con víctimas como resultados de la improvisación", concluyó.

Bolivia
© 2001-2014 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487