JORNADA
Lunes 06, julio 2015
Loading
Carniceros levantan sus medidas por visita del Papa y esperan convocatoria a diálogo

Imprimir Enviar
La Paz, (Abi)
lunes 6, julio 2015
Los carniceros afiliados a la Confederación Nacional de Trabajadores en Carne de Bolivia (Contracabol) suspendieron ayer domingo sus medidas de presión iniciadas desde la semana pasada, para no entorpecer la visita del papa Francisco al país, y decidieron aguardar el diálogo con el Gobierno para resolver sus demandas, informó el secretario ejecutivo del sector, Pedro Yujra.

"A nivel nacional estamos levantando las medidas de presión y también estamos suspendiendo la marcha del día lunes en razón de que no queremos entorpecer lo programado por el Gobierno para la llegada del papa", acotó Yujra.

Puntualizó que se decidió suspender las medidas de presión "por fe", ya que su gremio es devoto de San Francisco de Asís, patrono de los carniceros.

"Como el papa lleva el nombre de San Francisco, entonces por esos motivos hemos decidido levantar las medidas", añadió.

Los carniceros intermediarios, desde la primera semana de junio hasta la fecha, ingresaron en un paro y medidas de presión con el objetivo de acceder a beneficios en el pago de sus impuestos.

Yujra mencionó que su sector aguardará que el Ministerio de Economía los convoque para dialogar y encontrar una solución al conflicto por el pago de impuestos.

"Como lo dijo el ministro de Economía (Luis Arce) en una reunión, de que una vez que se levante las medidas de presión, inmediatamente convocará a una reunión para analizar el problema", agregó.

"Positiva" actitud

Por su parte, la viceministra de Política Tributaria, Susana Ríos, calificó ayer de "positiva" la actitud de los carniceros, por suspender todas sus medidas de presión, para no entorpecer la visita de tres días del papa Francisco al país.

"Me parece una actitud sensata, no se puede mezclar un conflicto interno, de un grupo pequeño de mayoristas frente a la llegada de una autoridad importante como es el papa que trae un mensaje de confraternidad y hermandad, me parece una actitud bastante positiva de parte de ellos", explicó.

No obstante, Ríos ratificó que los carniceros mayoristas o intermediarios deben contribuir al Estado mediante el pago de impuestos, tomando en cuenta que sus ganancias son millonarias.

"Los impuestos no es que van a un ministerio o al bolsillo de una persona, los impuestos son de los 10 millones de bolivianos, que nos beneficiamos cuando vamos a un servicio público de salud, a una cancha, a la universidad o a la escuela pública", remarcó.

A su juicio, el paro de los carniceros, que inició la primera semana de junio hasta la fecha, no tuvo repercusión en el mercado y se contrarrestó con la distribución y abastecimiento de carne mediante la estatal Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (EMAPA).

"El paro no se ha sentido, no ha tenido repercusión, hace más de un mes de radicalización de sus medidas indefinidas y la población no ha sentido porque el Gobierno ha estado trabajando para que no se genere desabastecimiento", concluyó.

Economía
© 2001-2015 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487