JORNADA
Sábado 20, diciembre 2014
Loading
Obama asegura que habrá cambio en Cuba y defiende normalización de relaciones

Imprimir Enviar
Washington, (EFE)
sábado 20, diciembre 2014
El presidente de EE.UU., Barack Obama, aseguró que "el cambio llegará" a Cuba al defender la normalización de las relaciones con la isla, adonde no prevé viajar en el corto o medio plazo, durante una conferencia de prensa en la que también habló del ciberataque a Sony y las tensiones raciales.

En su última conferencia de prensa del año antes de tomarse unas vacaciones y ante las expectativas generadas por el histórico acuerdo con Cuba, Obama descartó que esté en sus planes visitar pronto la isla o recibir en la Casa Blanca a su homólogo cubano, Raúl Castro.

"Soy un hombre bastante joven, así que imagino que en algún momento de mi vida tendré la oportunidad de visitar Cuba", comentó Obama en la sala de prensa de la Casa Blanca, donde todas las preguntas que concedió fueron a periodistas mujeres.

El mandatario afirmó, además, que en Cuba se va a producir un cambio, porque su "economía no funciona" debido a la dependencia de subsidios, primero de la antigua Unión Soviética y ahora de Venezuela.

No obstante, dijo que en el país caribeño sigue habiendo un régimen "que reprime a su pueblo", que "comparte las preocupaciones" de los disidentes y activistas de derechos humanos, y que no espera que se produzcan "cambios de la noche a la mañana" tras el acuerdo para normalizar las relaciones, rotas desde 1961.

Ese acuerdo fue anunciado el miércoles por Obama y Raúl Castro, y contempla la apertura de embajadas en Washington y La Habana en los próximos meses.

Asimismo, incluye la flexibilización de las restricciones a los viajes y el comercio entre EE.UU. y Cuba, y a las remesas que reciben los cubanos desde territorio estadounidense.

Un día antes del anuncio, Obama y Castro hablaron por teléfono durante casi una hora y el presidente estadounidense reveló algunos detalles de esa conversación, como el de que la única mención al exlíder cubano Fidel Castro fue un comentario sobre lo largos que solían ser sus discursos.

"El objetivo de normalizar las relaciones es que nos da (a Estados Unidos) una mayor oportunidad de influir para que se produzcan cambios", argumentó Obama.

A su juicio, "en última instancia" será necesario "terminar con el embargo" económico impuesto unilateralmente por EE.UU. a la isla en 1961, algo que está en manos del Congreso y que Obama no ve probable que ocurra a medio plazo.

Por otro lado, el mandatario se refirió al reciente ciberataque a Sony Pictures Entertainment (SPE), poco después de que el Buró Federal de Investigaciones (FBI) afirmara que tiene "suficiente información para concluir que el Gobierno de Corea del Norte es responsable" de esa acción.

"Responderemos de forma proporcionada (...) en el lugar, el momento y la manera que elija Estados Unidos", enfatizó.

El ataque se produjo en respuesta al filme "The Interview", calificado por el Gobierno de Pyongyang como un "acto de guerra", y los "hackers" robaron datos personales de todos los empleados de Sony, así como contenido de correos electrónicos y hasta cinco películas.

La película es una comedia de Seth Rogen y James Franco sobre un complot estadounidense para acabar con la vida del dictador norcoreano, Kim Jong-un, y Obama sostuvo que, en su opinión, Sony cometió un "error" con la cancelación de su estreno tras amenazas terroristas contra los cines que proyectaran el filme.

Sobre las recientes tensiones raciales en EE.UU. a raíz de la no imputación de policías blancos involucrados en las muertes de hombres negros, Obama reconoció el "legado de un pasado racial problemático", pero añadió que los afroamericanos están "mejor ahora" que cuando él llegó a la Casa Blanca en 2009.

Además, declaró que espera que el grupo de trabajo creado tras la muerte del joven negro Michael Brown por disparos de un policía blanco en Ferguson (Misuri) produzca medidas "concretas" y "reales" que favorezcan la reconstrucción de la confianza entre la comunidad afroamericana y las fuerzas de seguridad.

Obama también invitó a los republicanos, que tendrán el control total del Congreso a partir de enero, a trabajar juntos con una frase contundente: "Prefiero hacerlo con ustedes".

Si las acciones ejecutivas para aumentar el salario mínimo de algunos trabajadores o regularizar temporalmente a unos 5 millones de indocumentados "les están molestando, hay una solución simple", recalcó Obama.

"Aprueben leyes y trabajen conmigo", pidió a continuación a la oposición republicana.

Antes de responder a las preguntas, el presidente habló durante unos minutos sobre el "gran año" que, a su juicio, ha vivido la economía e hizo hincapié en que "el resurgimiento de Estados Unidos es real".

De cara a los dos últimos años de mandato, "en términos de mi trabajo (como presidente), estoy motivado y entusiasmado", apuntó Obama.

Mundo
© 2001-2014 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487