JORNADA
Sábado 20, septiembre 2014
Loading
La ONU pide frenar al EI, mientras EE.UU. reúne apoyos para su coalición

Imprimir Enviar
Naciones Unidas, (EFE)
sábado 20, septiembre 2014
El Consejo de Seguridad de la ONU destacó la amenaza que el Estado Islámico (EI) plantea para toda la comunidad internacional, en una reunión en la que Estados Unidos urgió a más países, incluido Irán, a participar en acciones coordinadas contra el grupo yihadista.

En un símbolo de la importancia que da a la situación en Irak, el máximo órgano de decisión de Naciones Unidas se reunió a nivel ministerial para dejar claro su apoyo al nuevo Gobierno de Bagdad y a su batalla contra el EI.

Así lo señalaron los 15 miembros del Consejo en una declaración pactada por unanimidad, en la que también urgieron a la comunidad internacional a expandir su apoyo a Bagdad para poder frenar a los yihadistas.

"El Consejo de Seguridad subraya que el terrorismo solo puede derrotarse con un enfoque sostenido y amplio que incluya la participación activa y la colaboración de todos los Estados", indicaron en el texto.

En esa misma línea, el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, recordó que las aportaciones a la lucha contra el EI no tiene por qué ser solamente militares, sino que tienen un carácter más amplio.

"Frente a este tipo de mal, solo tenemos una opción: enfrentarlo con una campaña global integral comprometida y capaz de degradar y destruir esta amenaza terrorista", dijo Kerry, que presidió una reunión que se prolongó durante más de cuatro horas.

El responsable estadounidense defendió que en ese esfuerzo "hay un papel para casi todos los países del mundo, incluido Irán", cuyo ministro de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, estuvo presente durante parte del encuentro, pero que finalmente no intervino y dejó hablar al viceministro Abás Araqchí.

Irán, el principal aliado del Gobierno sirio y un gran crítico del avance yihadista, coincidió en la necesidad de ayudar a Irak ante el EI, pero subrayó que también hay que hacer lo propio con Siria, uno de sus grandes aliados.

También subrayó la importancia de que las acciones estén lideradas por países de la región y recordó que las intervenciones militares pasadas por parte de potencias occidentales han contribuido al auge del extremismo.

Pese a ciertas diferencias, la mayor parte de los países que intervinieron se mostraron de acuerdo en que el EI supone una amenaza ante la que es necesario actuar y dejaron claro que la intervención actual de EE.UU. y sus socios no genera la fractura que sí generó la invasión de 2003.

"Actuar contra Irak en 2003 fue algo que dividió a este Consejo, actuar por Irak y contra los terroristas del Daesh en 2014 es un deber para todos nosotros", resumió el ministro francés de Exteriores, Laurent Fabius, cuyo país fue uno de los grandes críticos de la guerra contra Sadam Huseín.

De hecho, París se sumó a la campaña militar estadounidense con su primer bombardeo contra posiciones yihadistas.

Según Kerry, más de medio centenar de países ya han ofrecido apoyar las acciones contra el Estado Islámico y esa coalición podría aumentar en los próximos días.

"En muchos de los encuentros que he tenido, los líderes no hablan de si deberían apoyar nuestra campaña contra el EI, preguntan cómo", aseguró.

EE.UU. aprovechó la reunión del Consejo de Seguridad para agradecer ese apoyo a países como España, que ofreció durante la cita apoyo logístico y equipamiento militar.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, señaló que el Gobierno está dispuesto a ayudar permitiendo el uso de las bases españolas, apoyando y participando en labores de transporte estratégico y aportando "otras capacidades de apoyo aéreo, así como de mando, control e inteligencia".

Las autoridades españolas también están dispuestas a "participar en el asesoramiento y formación de unidades militares conforme a las prioridades del ejército iraquí" y "facilitar equipamiento y material militar al gobierno legítimo" del país, dijo García-Margallo., que previamente había descartado ataques aéreos o el envío de tropas.

El avance del EI será uno de los platos fuertes del debate general que la próxima semana reunirá en la Asamblea General de la ONU a gran parte de los líderes mundiales.

Entre otras cosas, está previsto que el Consejo de Seguridad vuelva a reunirse para responder al problema de los milicianos de muchos países que viajan a Siria e Irak, con una cita extraordinaria a nivel de jefes de Estado y de Gobierno.

EE.UU. ya ha circulado de cara a ella un borrador de resolución que busca ampliar las obligaciones de los Estados para tratar de prevenir y evitar el flujo de combatientes extranjeros.

Mundo
© 2001-2014 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487