JORNADA
Jueves 23, octubre 2014
Loading
Obama, "cautelosamente optimista" ante posibles nuevos casos de ébola en EEUU

Imprimir Enviar
Washington, (EFE)
jueves 23, octubre 2014
JornadaNet
EFE
El presidente de EE.UU., Barack Obama, se declaró "cautelosamente optimista" ante la posibilidad de que surjan nuevos casos de ébola en el país y, si se dieran, aseguró que su Administración ofrecerá la mejor de las respuestas.

Durante un encuentro con el recién nombrado "zar" para combatir el virus en Estados Unidos, Ron Klain, el mandatario explicó que a medida que pasa el tiempo disminuyen las probabilidades de que el caso del fallecido Thomas Eric Duncan, el primer diagnosticado con ébola en el país, contagiara a otras personas.

Los familiares y amigos del ciudadano liberiano que pudieron estar expuestos a contraer la enfermedad concluyeron esta semana la cuarentena sin haber desarrollado ningún síntoma, pero las autoridades mantienen aún bajo vigilancia a más de 260 personas.

Duncan llegó a EE.UU. en septiembre para casarse con su prometida cuando estaba incubando el virus de la enfermedad sin saberlo, y falleció el 8 de octubre en el Hospital Presbiteriano de Dallas (Texas), donde estuvo ingresado durante varios días y dos enfermeras que lo trataron acabaron contrayendo la enfermedad.

Los esfuerzos del Gobierno de Obama se han centrado en contener el virus en territorio estadounidense, aunque para ello las autoridades siempre han reiterado que lo fundamental es erradicar su foco en África Occidental.

En este sentido, el presidente estadounidense consideró que el hecho de que Nigeria y Senegal hayan sido declarados países "libres de ébola" demuestra que "se puede parar el brote", y apuntó además que Liberia ha experimentado "modestas señales de progreso" contra el virus, aunque Guinea genera todavía preocupación.

El mandatario se reunió con Klain en la Casa Blanca durante el primer día de trabajo del alto funcionario designado para coordinar los esfuerzos de la Administración estadounidense contra el brote, que ya ha causado la muerte de casi 5.000 personas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La misión de Klain, quien fuera jefe de Gabinete de los vicepresidentes Al Gore y Joe Biden, será "coordinar y sincronizar" todas las medidas que se están llevando a cabo contra el virus, "para maximizar su eficiencia".

"Contará con la ayuda que necesite para realizar el trabajo tan importante que tiene que desempeñar", apuntó esta mañana el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, al adelantar la reunión con Obama.

Mientras tanto, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) anunciaron que todos los viajeros que lleguen a EE.UU. procedentes de Liberia, Guinea y Sierra Leona serán supervisados médicamente a distancia desde el próximo lunes para evitar nuevos casos de ébola en el país.

El director de los CDC, Tom Frieden, explicó en una conferencia de prensa que se pedirá a los viajeros información de contacto como correo electrónico, teléfonos y una dirección postal en los que se les pueda localizar.

Estas personas recibirán el material necesario para tomarse la temperatura y se les pedirá que informen a diario a las autoridades sanitarias locales y estatales sobre si muestran síntomas de la enfermedad.

"Vamos a continuar haciendo esto a los viajeros de estos tres países por 21 días -tiempo en el que se puede desarrollar la enfermedad- hasta que se contenga el brote en los países afectados", dijo el director de los CDC.

Frieden dijo que, si los pasajeros no informan a las autoridades sanitarias, "tomarán medidas inmediatas para encontrar a la persona y asegurarse de que la vigilancia continúa activamente".

A este respecto, el portavoz de la Casa Blanca añadió que esta nueva medida es "una más" entre las acciones emprendidas para que exista el mayor y mejor intercambio de información posible entre las autoridades locales y federales para "controlar" la enfermedad.

Desde hace varios días, se toma la temperatura a los pasajeros procedentes de África Occidental en cinco aeropuertos de Estados Unidos -JFK de Nueva York, Newark (Nueva Jersey), Washington Dulles, Chicago y Atlanta-, que desde ayer tenían controles reforzados y eran los únicos puntos permitidos de entrada al país desde esa región.

Por su parte, el camarógrafo de la NBC que contrajo el ébola en Liberia, Ashoka Mukpo, fue dado de alta ayer tras superar la enfermedad en el Centro Médico Nebraska de Omaha (Nebraska), a donde llegó infectado por el virus el pasado 6 de octubre desde África.

"Tengo mis resultados. Tres días consecutivos negativos. Libre de ébola y sintiéndome enormemente bendecido. Luché y gané, con muchísima ayuda. Un sentimiento increíble", escribió Mukpo en su cuenta de la red social Twitter.

Mundo
© 2001-2014 JornadaNet.com y JORNADA son editados por Aurios S.R.L. en La Paz, Bolivia. Teléfono: 591 2 2407789 Fax: 591 2 2487487